Petardos Morantistas 
27 de abril - 2014

gerardo_toros

Por Gerardo Orta

El sábado pasado en el mano a mano entre Morante de la Puebla y Joselito Adame, se vivieron claroscuros que motivaron la bronca sobre el torero español que, como ya se está haciendo costumbre, fue protagonista de un petardo en la Monumental de Aguascalientes.

Sin embargo, pareciera que la afición hidrocálida tomó partida por su torero, el también aguascalentense Joselito Adama, quien dicho sea de paso, está que no cree en nadie, tumbando caña aquí y allá, ha logrado echarse a la afición mexicana en las manos.

Morante de la Puebla ha sido criticado por su actitud frente a los toros, no sé si crucificado con razones, pues siempre habrá que valorarse en primer lugar el comportamiento de los toros que cualquier matador enfrente en el ruedo.

Pero lo de Morante ya se ha hecho cotidiano en cualquier plaza que se presente, incluso en México y Guadalajara, en los últimos años se han armado tremendas broncas por la desilusión que motiva ver un torero sin la magia de la que tanto se ha hablado.

Me atrevo a comparar a Morante con un torero mexicano, Rodolfo Rodríguez “El Pana”, pues ambos han sido definidos como toreros de una tarde, figuras que no con cualquier toro pueden lucir su maestría con capote y muleta.

Habrá que aclarar que el español tiene menos edad que el longevo Pana, por lo que la exigencia siempre será mayor a su causa.

La afición hidrocálida se peleó con Morante, le insultó e incluso le llamó “ratero”. Siempre será lamentable un espectáculo carente de integridad, que no emocione y escaso de toros con bravura, eso nadie lo cuestiona.

Lo que se critica, es que al calor de las copas y de las cervezas, sea el espectador o aficionado el que convierta al toreo en un espectáculo deleznable, en el que se vulnera al toro, al torero y a la fiesta.

El respeto en los toros debe ser recíproco, sobre todo hacia aquel que se juega la vida frente a una mole de hasta 500 kilos. También es importante la calidad del espectáculo, es decir, el respeto al aficionado, ir a ver TOROS, TOROS.

Su comportamiento, nadie lo puede adivinar, el torero es el menos culpable.

Como lo dije la semana pasada, el próximo viernes dos de mayo, Morante de la Puebla se presenta en el mismo ruedo. Por el bien de la fiesta y del espectáculo, esperemos que se reivindique con la afición hidrocálida en un cartel que será de postín. Morante, “El Juli”, y Joselito Adame; dos extranjeros por un mexicano. Los toros serán de la dehesa queretana de Los Encinos.

Festival

El próximo viernes a las seis de la tarde en Tlaxcala habrá festival taurino de lujo. A beneficio del Centro de Rehabilitación Infantil y Escuela de Terapia Física (CRI), se presentarán siete toreros para matar un encierro de la ganadería tlaxcalteca de Felipe González.

Los matadores son: Rafael Ortega, Federico Pizarro, Uriel Moreno “El Zapata”, Alfredo Gutiérrez, José Luis Angelino, José Rubén Arroyo, y Ernesto Javier “El Calita”.

El festejo se llevará a cabo en la «Ranchero» Aguilar de la capital del estado.