Ya salió el peine
7 de abril - 2014

20140407-055114.jpg

Alumnos, trabajadores académicos y administrativos fueron utilizados para “defender” el nuevo proyecto empresarial del clan, se denomina UPAET y está incorporada a la UAT, ¡bendita autonomía! Dos ex alcaldes buscan la protección de una senadora para que los respalde en busca de obtener una candidatura en 2015 y obtengan fuero a sus anomalías

Por Edgardo Cabrera

Se denomina Universidad Popular Autónoma del Estado de Tlaxcala (UPAET), su principal atractivo es la oferta de la carrera de medicina ya que la convierte en la única opción particular en la entidad para cursar dicha especialidad.

El propietario sería el ex gobernador Héctor Ortiz Ortiz, aunque utiliza a Alfredo Gayosso Vargas (titular de la Coordinación Estatal de Tecnología Educativa en el sexenio pasado) como prestanombres.

Pese a violar en su momento las leyes de construcción, Protección Civil, y de Protección y Conservación de Monumentos y Edificios Históricos de Tlaxcala, la edificación planeada sobre un inmueble histórico del municipio de Apetatitlán se concluyó.

No hubo poder humano o autoridad que detuvieran la obra, pese a que desde el año 2011 fueron clausurados los trabajos por carecer de permisos.

Ahora la UPAET se oferta entre la población estudiantil, con colegiaturas un poco inferiores a las de instituciones particulares de Puebla. Por ejemplo lo que cobra la UPAEP, escuela a la que, por cierto, le plagiaron parcialmente el nombre.

La defensa de la autonomía

La nueva institución de los ortices carece de reconocimiento de las autoridades educativas en el estado y en el plano federal.

Al igual que otras de sus escuelas particulares –las enfocadas a las carreras de Derecho y Ciencias Políticas- los estudios que ahí se ofrecen carecen de validez oficial y los egresados corren el riesgo de nunca poder obtener una cédula profesional.

Para garantizar la clientela, en el plan de los ortices se determinó “incorporar” su escuela patito a la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Como acostumbran, por “aclamación”, en agosto de 2013 el Consejo Universitario avaló la integración de la licenciatura en medicina humana.

La defensa de la autonomía

La quiebra del negocio de su hermano fue lo que en verdad le quitó el sueño al diputado Serafín Ortiz.

Someter a la regulación de la Secretaría de Educación Pública los planes de estudios de la Autónoma de Tlaxcala ponía en riesgo el negocio millonario que significa su Universidad Popular.

Ahora sabemos que alumnos, trabajadores académicos y administrativos fueron utilizados para “defender” un proyecto empresarial familiar, no la supuesta autonomía.

Los opositores correligionarios de Serafín, a los mismos que también “doblegó” –según vociferó en su discurso frente a los universitarios movilizados al Congreso- sabrán que también fueron utilizados.

Ya salió el peine. Al clan le causa pavor que la SEP los regule, se les caerían esos negocios de escuelas particulares incorporadas a la UAT. Quieren blindar el uso de la universidad.

Nuevas pistas…

…El encarcelamientos de dos ex alcaldes y recientemente dos ex funcionarios de la actual administración puso nerviosos a más de uno que abusaron del poder

…dos ex presidentes municipales desesperadamente buscan la protección de una senadora para que los respalde en busca de obtener una candidatura en 2015 y con ello el fuero federal

…La Pista: Uno anda en la capital presumiendo un ostentoso auto deportivo, el cual nunca habría podido adquirir si sólo hubiese vivido con su sueldo como alcalde. El otro es el mismo que se llevó dos perros policías a su casa para que lo cuidaran

edgardocabrera_morales@hotmail.com
http://www.facebook.com/gentetlx
http://www.facebook.com/edgardocabreramorales
twitter @gentetlx