Critica Lorena red de prostitución evidenciada en el PRI capitalino
3 de abril - 2014

lorena3

Tlaxcala | Redacción.- La Senadora de la República Lorena Cuéllar Cisneros, expreso hoy por la mañana que en el asunto relacionado a la presunta red de prostitución en las oficinas de la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional, también está evidenciado el indebido uso de recursos públicos por un instituto político, para fines ajenos a su destino original.

Y es que ayer martes debido a la difusión que hizo la Primera Emisión de Noticias MVS, de la que denominó “Red de Prostitución al Interior del PRI-DF”, la dirigencia nacional de ese partido anunció la separación de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre como Presidente de ese partido en el Distrito Federal, precisando que se le dio “licencia” durante el tiempo que se necesite para que las autoridades de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal realicen una investigación “pronta y exhaustiva” de esos hechos y que dicha dirigencia “apoyará a las autoridades judiciales  para que se finquen las responsabilidades que procedan.”

La legisladora tlaxcalteca manifestó lo indignante y preocupante el conocer que desde la oficina de un instituto político en el D.F. se “recluta” por medio de personal administrativo de confianza  en las oficinas del ICADEP (instituto de Capacitación y Desarrollo Político del  -Comité Ejecutivo Nacional del PRI), a jóvenes mujeres entre 18 y 32 años de edad, para que “atendieran las necesidades sexuales de su jefe; eso sí, incorporándolas a algunas de las nóminas de alguna de las oficinas de ese partido”.

Cuellar Cisneros, dijo que en lo relacionado a la separación con “licencia” del político acusado públicamente, “a la dirigencia nacional del PRI se le olvido decir que estamos ante una inmejorable oportunidad de que, independientemente de las responsabilidades penales que resulten de estos hechos,  avancemos definitivamente en la fiscalización y transparencia de los recursos públicos de que disponen los partidos políticos, empezando precisamente con este asunto lamentable”.

El nuevo Instituto Nacional Electoral tiene ante sí, de manera inmediata y como caída del cielo, abundó Lorena Cuéllar, “la oportunidad de empezar a justificar su existencia, llevando a cabo un procedimiento de fiscalización sobre los ingresos y egresos del Partido Revolucionario Institucional, principalmente para esclarecer si los recursos económicos que el todavía presidente con licencia del PRI del DF  ha empleado para su “satisfacción y placeres” personales, proceden o no del erario público federal y, en su caso, procedan a realizar las acciones jurídicas que correspondan para que se le sancione, en cuyo caso también tendría que conocer la Procuraduría General de la República y no sólo la del Distrito Federal”.

Resaltó, además la tlaxcalteca que se está ante esta gran oportunidad, para que de una vez por todas, “se nos quite la idea de que el nuevo INE sólo fue creado para seguir estableciendo las condiciones de un gobierno cada vez más autoritario y que quiere a toda costa concentrar la mayor cantidad de poder en la persona del Presidente; es una oportunidad de demostrar que sin importar que se trate de un “distinguidísimo” militante del Partido Revolucionario Institucional, o sea del partido en el poder, se le aplicará todo el peso de la ley, en el supuesto de que se le demuestre que ha cometido actos ilegales”.

“Estaremos pendientes de que esta “licencia” de su cargo, que se le ha dado al Presidente del PRI en el DF, no sea como siempre ha ocurrido al más puro estilo priísta a lo largo de la historia, que sólo retiran de su cargo  a sus, cómo decirlo: protegidos y consentidos, sus amigos o mejor dicho amigazos”, para que ahí se quede el asunto y que con quitarlo del cargo “ya pago” lo indebido, lo ilegal o lo delictivo que haya hecho”.

Nuestra gente, finalizó diciendo Lorena Cuéllar, “está cansada hasta el hartazgo, de la corrupción de los servidores públicos, del actuar de muchos de los que se hacen llamar políticos, de la delincuencia organizada y de la trata de personas, delitos estos últimos que podrían, entre otros, tipificarse derivados  de los hechos que nos ocupan”.