Comité Estatal perredista pide transparentar recursos para vehículos de diputados
31 de marzo - 2014

prd_crsitobal

Tlaxcala| Gerardo Orta.- El Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se pronunció a favor de la transparencia en el manejo de recursos al interior del Poder Legislativo, luego de que algunos diputados aseguraron que sí se les entregó dinero para la adquisición de un vehículo.

En rueda de prensa, el secretario general del partido, Cristóbal Luna Luna, consideró que si el recurso superior a 100 mil pesos se liberó, éste debe transparentarse para ofrecer claridad a las finanzas que administra el Congreso a través del Comité de Administración a cargo de Eréndira Jiménez Montiel.

De hecho, el líder del partido reconoció que la partida para la adquisición de un auto al inicio de los trabajos de una legislatura sí existe, aunque nunca se ha transparentado.

Sin embargo, defendió que el tema de la transparencia no debe recaer en una sola diputada, sino en el resto de los legisladores que integran dicho órgano colegiado al interior del Congreso, quienes deben velar por el uso adecuado de los recursos del Legislativo

En otro tema, el secretario del partido con funciones directivas se refirió al nuevo grupo de izquierda en Tlaxcala “Frente por la Unidad de las Izquierdas”, a cuyos integrantes acusó de actuar a favor de los intereses del Gobierno del Estado.

Incluso, acusó que detrás de este movimiento se encuentra el Gobernador, Mariano González Zarur, pues algunos supuestos integrantes del nuevo frente han apoyado e impulsado las candidaturas de cuadros de otros partidos en la entidad.

Cristóbal Luna reconoció que el “Frente por la Unidad de las Izquierdas” buscará hacer el trabajo sucio de la administración del PRI, sin embargo convocó a la militancia perredista a denunciar cualquier anomalía derivada de la supuesta militancia de los cuadros que integran dicha ala, entre ellos Felipe Sánchez Lima y Melquiades Pérez Morales.

Señaló al ex diputado, Luciano Santacruz Carro, a quien acusó de actuar a favor de diversos partidos políticos y buscar posiciones al interior de instancias ajenas al perredismo local.

En su momento, advirtió que podrían iniciar procesos en contra de los militantes que han incurrido en prácticas contrarias a los estatutos del partido, aunque precisó que dichas acciones se estarían iniciando una vez que concluyan los trabajos para la renovación de la dirigencia nacional y estatal perredista.