Atractivos carteles en Puebla
30 de marzo - 2014

20140330-143539.jpg

Por Gerardo Orta

Tras los constantes rumores sobre la supuesta demolición de la plaza de toros “El Relicario” de la vecina ciudad de Puebla, la empresa de ese coso taurino ha anunciado tres carteles de postín para la edición 2014 de la tradicional feria de mayo.

Los carteles los integran quienes aspiran a convertirse en figuras del toreo nacional, entre ellos, los hidrocálidos Joselito Adame y Arturo Saldivar y el guanajuatense, Diego Silveti.

También figura el nombre del maestro madrileño Julián López “El Juli”, y toreros consagrados en México como Rafael Ortega y Eulalio López “Zotoluco”.

En apariencia los carteles son atractivos para la afición poblana, e incluso de los estados vecinos que comparten la afición a la Fiesta de los Toros, por ejemplo, Tlaxcala y el Estado de México.

Los carteles publicados por el portal taurino altoromexico.com son los siguientes:

Viernes 25 de abril, a las ocho de la noche. Joselito Adame, Arturo Saldivar y Diego Silveti con un encierro de Xajay.

Viernes 2 de mayo, a las ocho de la noche. Rafael Ortega, Arturo Macías “El Cejas, Octavio García “El Payo”, y Juan Pablo Sánchez, con toros de Villa Carmela.

Lunes 5 de mayo, a las seis de la tarde. Eulalio López “Zotoluco”, Julián López “El Juli”, y Sergio Flores con toros de San Isidro.

Como se observa, los carteles son de auténtico lujo, sobre todo el primero si se toma en cuenta la ganadería y a los tres jóvenes espadas que siempre salen a por todas.

Para el segundo cartel prácticamente se combinan tres generaciones de toreros, el matador en retiro Rafael Ortega, el consagrado Arturo Macías y los jóvenes espadas Octavio y Juan Pablo. Cuatro maneras distintas de torear, lo mismo elegantes que arrojados y valientes.

En tanto que el tercer cartel del breve serial taurino poblano, lo integran dos figuras de aquí y allá. El español de calidad probada y el mexicano que es como los buenos vinos. De Flores los elogios sobran, ha pegado verdaderos triunfos en plazas de provincia e incluso en España.

En 2013, la plaza de toros poblana se llenó hasta las banderas, lo que demostró que sí hay afición y que la idea absurda de derribar el coso solo fue una graciosa ocurrencia.

Anunciados los carteles, seguramente la afición se colmará al ruedo instalado en la zona histórica de los fuertes de Loreto y Guadalupe.