Evidencian a turista judicial; magistrados develan más excesos de Justino
27 de marzo - 2014

20140327-162625.jpg

Tlaxcala| Manuel Morales.- En sesión ordinaria del pleno del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), el magistrado Jerónimo Popocatl pidió el cese del titular de la Unidad de Mediación y Conciliación, Jorge Hernández Vázquez al convertirse en «turista judicial» y no realizar funciones adherentes durante 3 años al frente.

«En su informe de actividades sólo contiene una serie de viajes a reuniones nacionales e internacionales, pero respecto de la conciliación en el 2012, sólo presenta 15 casos de los que dice haber intervenido; sin embargo, como abogados sabemos que es un principio que el que afirma está obligado aprobarlo y el no acompaña ninguna de las actas en las que dice que llevó a cabo la mediación, sólo apunta unos números de proceso de los juzgados penales”.

Evidenció que en el informe del funcionario judicial, presentó un resumen anual en el que evidencia que desde el 2012, sólo tramitó 15 casos de conciliación y en el 2013 no hubo registro de algún caso de conciliación; denunció que como también director del Centro de Justicia Alternativa, nombrado en noviembre de 2013, también reporta como trabajo una serie de viajes no sólo nacional sino extranjeros.

El informe fue remitido a petición del magistrado ante la presunción de un trabajo poco favorable para el Poder Judicial y del cual confirmó en el informe rendido recientemente.

En el punto se asuntos generales, el magistrado, también aprovechó para asegurar que en el 2013 -periodo de presidencia de Justino Hernández Hernández- el TSJE, se convirtió en una «agencia de colocación» donde se privilegió a compadres, amigos y familiares, como es el caso de Jorge Hernández Vázquez.

“No queremos que se repita, es decir, que de mi parte yo les pediría que no se repita porque si de colocar amigos, familiares o compadres se trata pues yo no tendría alguna oportunidad, desafortunadamente yo no tengo ningún familiar que sea abogado”.

Por ello, pidió que se remueva al funcionario judicial y la Unidad de Mediación y Conciliación quede acéfala hasta en tanto se publiquen la convocatoria respectiva y quede formalmente instalada.

La propuesta para remover al funcionario fue apoyada por la magistrada Elsa Cordero Martínez, quien abundó que el resumen remitido a los magistrados de su labor por 3 años es de 17 páginas y sólo 101 personas atendidas en más de 900 días de trabajo, además de que realizó 26 diligencias, 13 cursos, 2 convenios y 5 revisiones, de las que no se dio más detalle.

En la sesión que por momento se acaloró por los señalamientos realizados, los magistrados Mario de Jesús Jiménez Martínez y Justino Hernández Hernández, defendieron al funcionario para evitar ser removido y liquidado; pues este último magistrado dijo que “no se deben traer al caso cuestiones que ya pasaron”.

La propuesta final fue aprobada por unanimidad de votos sólo para que el Consejo de la Judicatura analice el desempeño del titular de la Unidad de Mediación y Conciliación, Jorge Hernández Vázquez con relación a su trabajo con el presupuesto destinado y los resultados obtenidos.