En actos porriles, gente de la UAT lanza huevos a la tribuna legislativa
27 de marzo - 2014

Tlaxcala| Gerardo Orta.- El diputado local priísta, Florentino Domínguez Ordoñez, pidió hacer a un lado protagonismos personales en relación a las protestas contra la reforma a la Ley Educativa promovida ante el Congreso por el Gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur.

Al fijar un posicionamiento en asuntos generales, el también vocero de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se refirió a la gran cantidad de personas entre estudiantes y catedráticos, que acudieron al Congreso para manifestarse en contra de la posibilidad de la aprobación de dicha normativa.

Sin embargo, y en clara alusión al diputado Serafín Ortiz, ex rector de la UAT, se mostró a favor de la autonomía de la universidad, pero sin intereses partidistas o personales.

No obstante, los acarreados por el ex rector de la UAT, Serafín Ortiz Ortiz, lanzaron vituperios en contra del mismo diputado priísta, Florentino Domínguez, a quien acusaron de traidor, ratero y borracho.

De manera porril, al final de los trabajos parlamentarios de este martes, los manifestantes lanzaron dos huevos dirigidos a la Mesa Directiva, que se impactaron en las banderas monumentales que adornan el Pleno.

El diputado Florentino Domínguez dijo que la legislatura no pretende vulnerar la autonomía de la UAT, pues el tema no forma parte de la agenda legislativa ya que los diputados tricolores no pueden atentar contra el legado de personajes como Emilio Sánchez Piedras, quien también promovió la autonomía de la institución.

La postura del legislador fue criticada por los inconformes estudiantes y catedráticos de la institución, quienes minutos antes se habían comprometido a respetar los trabajos de la sesión y evitar los señalamientos y consignas entre diputados.

Quienes también se pronunciaron en contra de la presunta violación de la autonomía de la UAT, fueron los diputados Santiago Sesín Maldonado, Eréndira Jiménez Montiel, Ángelo Gutiérrez Hernández y Evangelina Paredes Zamora.

Al concluir los trabajos de la sesión, los inconformes se retiraron del recinto legislativo, aunque amenazaron con volver en caso de que sean convocados a la defensa de los intereses de la universidad.

20140327-164347.jpg