Descarta García injerencia de diputados PRI en futuro del titular del OFS
26 de marzo - 2014

Tlaxcala| Gerardo Orta.- El Presidente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Ricardo García Portilla, descartó que la bancada tricolor tenga injerencia en la posibilidad de remover al titular del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), pues admitió que el Legislativo es un ente autónomo que toma decisiones colegiadas.

El dirigente tricolor remarcó que la determinación de remover o no a Luciano Crispín Corona Gutiérrez del OFS, corresponderá a los términos que establezcan las sentencias e incluso los amparos que promuevan los actores involucrados.

Dijo que el Congreso local cuenta con el área jurídica correspondiente para dar trámite y respuesta a las decisiones del Poder Judicial, por lo que negó que la bancada tricolor observe con tintes políticos el proceso que prevalece en la titularidad de la instancia fiscalizadora; “Es una decisión que no le corresponde a un grupo parlamentario sino a un poder, y el PRI respeta esa autonomía”, dijo.

En entrevista por separado, el diputado presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política, Marco Antonio Mena Rodríguez, confirmó la versión que ofreció el lunes pasado el titular del OFS, en el sentido de que el Congreso tendrá que esperar a que el proceso jurídico cause estado.

El también coordinador de los diputados del PRI confirmó que serán quince días a partir de la notificación del acuerdo del Tribunal de Justicia local, cuando el titular del OFS pueda acudir a las instancias que crea pertinentes para promover el juicio de amparo.

Destacó que el procedimiento para la reposición del nombramiento del Auditor mayor podría tardar meses, dependiendo las condiciones en que se desarrolle el amparo que pudiera promover Luciano Crispín Corona Gutiérrez.

Marco Antonio Mena Rodríguez descartó que el Congreso del Estado a través de la Junta de Coordinación y Concertación vaya a realizar una interpretación “a modo” del dictamen judicial, pues señaló que habrá estricto apego a lo establecido en la sentencia del Tribunal local.

“El legislativo y la Junta de Coordinación no interpreta, ni comenta las disposiciones del Tribunal. Las debe cumplir, (…) Esto puedo tomar varias semanas e incluso meses, porque hay quince días para que los involucrados interpongan recurso y después de ello, la autoridad debe determinar lo conducente y en el momento en que este resuelto el asunto, el tribunal nos lo hará saber para emitir el acuerdo”, dijo.

Marco Mena negó que el Congreso pueda incurrir en omisiones legislativas durante dicho procedimiento, pues se han realizado sendos estudios jurídicos que permiten realizar una correcta observación de la ley.