Acreditó el CEPPE la Licenciatura en Ciencias de la Familia de la UAT
26 de marzo - 2014

uat26

Tlaxcala | Redacción.- “El reconocimiento que ha ganado nuestra Universidad en los últimos años por establecer los procesos de mejora continua y apropiarse de la cultura de la calidad, instaurándola como un rasgo distintivo del quehacer educativo, es resultado del trabajo comprometido de toda su comunidad y del interés que prevalece para que la Universidad apuntale sus fortalezas y ubique las oportunidades de mejora como la vía más adecuada para seguir creciendo”, señaló el Dr. Víctor Job Paredes Cuahquentzi, Rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), al recibir la constancia de Acreditación de la Licenciatura en Ciencias de la Familia de la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humano que otorgó el Comité de Evaluación de Programas de Pedagogía y Educación, A.C. (CEPPE).

Acompañado por los secretarios de la Universidad y por la Mtra. Margarita Centeno García, el Dr. Víctor Job Paredes indicó que esta cultura de la calidad no se ha quedado circunscrita al claustro universitario, porque también en nuestros jóvenes se ha arraigado esta dinámica de buscar siempre mejorar los logros y dejar a un lado el estado de confort, pensando que se ha logrado bastante, cuando el fin de una meta nos conduce a definir nuevos derroteros.

En el acto que tuvo lugar en las instalaciones de la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humano, el lunes pasado, el Rector aseguró que son los estudiantes quienes mejor han socializado este proceso en sus contextos más cercanos, en su hogar, en su comunidad, en el campo laboral, por lo que la Universidad se ha convertido en una de las mejores promotoras de la calidad, entretejiendo un sinnúmero de redes que permiten replicar este proceso a diferentes escalas.

Afirmó que la Universidad va caminando en la consecución de sus objetivos gracias a la actividad coordinada de sus trabajadores y docentes, y de la comunidad que ha respondido con su actividad sumando pequeños y grandes esfuerzos para lograr un balance positivo que permite construir desafíos que alienten nuevas perspectivas de crecimiento.

Y la espiral de la calidad, sostuvo, nos lleva a encontrar siempre posibilidades de crear y de crecer, la calidad nos permite, entre otras cosas, desarrollar la capacidad innovadora, hacer mejor la tarea, actualizar el conocimiento, adoptar el trabajo colaborativo e impulsar la capacidad emprendedora de los estudiantes, por eso, más que el cumplimiento de la norma, la calidad debe verse como una forma de vida que tiene un alto impacto en la vida de los individuos y de los grupos a los que pertenecen.

El Dr. Paredes Cuahquentzi asentó que la tarea no termina aquí, ahora se avizora un nuevo reto: El de la acreditación internacional, esa es la meta que debemos alcanzar, hacia ese horizonte debemos dirigir la mirada, si queremos seguir creciendo e ir a la vanguardia. Expresó su reconocimiento a la comunidad de Ciencias para el Desarrollo Humano por el logro de la acreditación para su Licenciatura en Ciencias de la Familia, con lo cual la Universidad Autónoma de Tlaxcala suma 26 programas reconocidos por su calidad.

El Dr. Benito Gerardo Guillén Niemeyer, Presidente del CEPPE, al entregar la constancia de acreditación reconoció que el trabajo realizado en la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humano ha sido contante y coherente, ya que obtener una constancia de acreditación no es un acto espontáneo, por el contrario, implica toda una historia institucional de trabajo y tareas cumplidas.

Precisó que la acreditación de programas como Ciencias de la Familia ha sido complejo en virtud que su motivo de estudio es la célula más importante para la sociedad y tiende, de manera constante, a reconfigurarse y caracterizarse de acuerdo a los contextos.

Aseguró que con la acreditación de un programa educativo, las instituciones de educación superior como la UAT, obtienen un reconocimiento y testimonio público de un organismo evaluador que ha revisado con experticia las áreas de oportunidad y de mejora de un programa determinado.

La Mtra. Margarita Centeno García, Directora de la Facultad de Ciencias para el Desarrollo Humano, mencionó que la familia constantemente atraviesa por etapas de crisis y estas situaciones reflejan la búsqueda de nuevas formas de agruparse y consolidarse.

Recordó que en 2006 surgió la idea de crear un programa educativo para la formación de profesionales en Ciencias de la Familia y hoy, a siete años de su apertura, han egresado tres generaciones y cuatro se encuentran en proceso de formación.

Explicó que para la acreditación de este programa educativo se tomaron en cuenta aspectos como la retención, que es de 83%, el índice de aprovechamiento que es de 8.7 puntos, la tasa de egreso de 86% y la eficiencia terminal de titulación de 76%.

Otro aspecto a evaluar es el equipo de trabajo, formado por 23 profesores de los cuales 11 son de tiempo completo y 12 de tiempo parcial, mismos que se integran a los campos formativos. Además de contar con un Cuerpo Académico en Formación denominado Familia e Ideación Suicida.