En persecución detiene SSPE a sujetos que asaltaron a repartidor de gas
20 de marzo - 2014

Tlaxcala | Redacción.- Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), en una intensa persecución lograron detener a dos asaltantes, los cuales le habían robado su cuenta del día a un repartidor de cilindros de gas, esto en el municipio de Chiautempan.

Las acciones ocurrieron cuando efectivos estatales que realizaban sus recorridos de seguridad y vigilancia en el municipio de Chiautempan, recibieron una llamada del servicio de emergencias 066, informándoles que en la calle Emiliano Zapata, junto a la barranca de la población de San Pedro Xochiteotla del mismo municipio, unos sujetos habían asaltado a un repartidor de gas.

Por lo que se trasladaron de inmediatamente al lugar referido, en donde al arribar se entrevistaron con el agraviado quien dijo ser operador de una camioneta repartidora de gas, de la empresa “Regio Gas Central”.

Mismo que les relató que momentos antes, dos sujetos lo habían despojado de la cantidad de dos mil 700 pesos de la cuenta del día, y que habían huido en un automóvil color dorado.

Por lo que enseguida los guardianes del orden, junto con el afectado se dirigieron a la dirección que tomaron los asaltantes por un camino de terracería.

Aproximadamente a kilómetro y medio, tienen a la vista el coche que el afectado señala como el mismo en el que iban los delincuentes.

Motivo por el que inician una persecución de la unidad, y al percatarse los asaltantes de la unidad oficial, descienden del automóvil y continúan su fuga a pie, dirigiéndose a unos terrenos de labor, introduciéndose a una barranca que se encuentra en el Barrio de Colhuaca de la Segunda Sección de Contla de Juan Cuamatzi.

Lugar en donde les logran dar alcance a quienes dijeron llamarse: Gilberto Barba Flores de 31 años de edad, originario del municipio de San Juan Totolac; y José Juan Carrasco Navarro de 42 años, con domicilio en la colonia Centro del municipio de Apizaco.

Cabe hacer mención que ambas personas ofrecieron a los uniformados la cantidad de tres mil pesos, para que los dejaran en libertad y no ser presentados ante la autoridad correspondiente.

No dejándose corromper los elementos estatales, procedieron a trasladar a los asegurados a las instalaciones de la SSPE, lugar donde se les realizó un examen médico de integridad física, para posteriormente ser puestos a disposición del Ministerio Público para responder por los actos cometidos.

De esta forma, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado refrenda su compromiso de preservar el orden jurídico y la paz social enfrentando las amenazas a la seguridad pública.

20140320-153124.jpg