Comilona
13 de marzo - 2014

Serafín no escatimó en gastos, lo cual no es sorprendente, con la fortuna que posee la familia que gobernó el sexenio pasado les alcanza para invitar a todo Tlaxcala a festejos similares. En el menú estaba anunciado el caviar de los insectos, los costosísimos escamoles que se sirvieron como entradas.

Mr. Tlx

La semana pasada el menor de los Ortiz celebró su cumpleaños número 51, echó la casa por la ventana, bueno, en este caso la finca por Ocotlán.

Serafín no escatimó en gastos, lo cual no es sorprendente, con la fortuna que posee la familia que gobernó el sexenio pasado les alcanza para invitar a todo Tlaxcala a festejos similares.

Mis corresponsales y enviados especiales montaron un cerco informativo, similar al que hacen con el teacher Dóriga, para cubrir tan oneroso evento, ajá.

Me dicen que fueron 250 mesas colocadas en la Finca de Ocotlán.

Todas se llenaron, y cómo no, si en el menú estaba anunciado el caviar de los insectos, los costosísimos escamoles que se sirvieron como entradas.

Además de los platos repletos de escamoles, hubo consomé de carnero, barbacoa, mixiotes arroz, tortillitas, salsas verde y roja, y por supuesto no podía faltar el pastel como postre.

Ante semejante festín, por supuesto que no podía faltar el vino, se sirvió a discreción y algunos de los invitados salieron todos chachalacos.

Serafín sentó cerca de él a su brother Héctor Ortiz, su cuñada Guadalupe Lozano y al rector de la Universidad Víctor Job.

Sus compañeros de legislatura Ángelo Gutiérrez, Julio César García, Evangelina Paredes, y el perredista Santiago Sesín Maldonado estuvieron presentes.

También mis corresponsales documentaron la asistencia de la diputada federal Aurora Aguilar, los ex rectores de la UAT Rene Grada Yautenzi, Eugenio Romero Melgarejo y Héctor Vázquez Galicia.

Al cumple de Sefis, como le dicen sus cuates, también acudieron los alcaldes Felipe Morales Morales de Yauhquehmecan, Valentín Gutiérrez de Apetatitlán, Pedro Tecuapacho de Teolocholco, Filemón Acoltzi de Contla y Vicente Hernández Roldán de Calpulalpan.

Mientras adentro la fiesta estaba a reventar, en el exterior no fue diferentes, filas y filas de carros estacionados ocasionaron un tremendo caos vehicular en la zona.

Vecinos de las unidades habitacionales aledañas y de Ocotlán lamentaron la falta de regulación del estacionamiento público.

Nos leemos la próxima semana