Aprueban reforma educativa, oposición acusa treta del PRI-PAN
11 de marzo - 2014

Tlaxcala| Gerardo Orta.- En maratónica sesión del Pleno del Congreso del Estado, diputados locales aprobaron el dictamen con proyecto de decreto por el que se reforman y adicionan diversos artículos de la Ley de Educación para el Estado de Tlaxcala, pese a la inconformidad de ocho diputados de oposición.

La Comisión de Puntos Constitucionales turnó al Pleno el dictamen, el cual según algunos diputados, no habría contado con el análisis necesario para poder ser aprobado este martes en el Pleno.

Fue la diputada perredista Eréndira Jiménez Montiel, quien propuso que el dictamen fuera turnado a las comisiones ordinarias correspondientes para el análisis de la iniciativa de reforma y se dejara la segunda lectura para una sesión posterior.

Antes, el diputado priísta, José Javier Vázquez Sánchez, propuso que se dispensara el trámite de la segunda lectura para poder someter a consideración del Pleno la votación del dictamen, tanto en lo general como en lo particular.

Entonces, Eréndira Jiménez Montiel acusó que la treta legislativa del PRI y sus aliados –contando en esta ocasión con el PAN–, era lesiva para los intereses del magisterio de Tlaxcala.

Entre los argumentos del trámite parlamentario erróneo que citó Jiménez Montiel, dijo que: “sólo en casos de urgencia o cuando esté en riesgo la estabilidad político y social del Estado”, es cuando se podría dispensar la lectura del dictamen en cuestión.

Además, Eréndira Jiménez dijo que dentro de los artículos transitorios de la nueva Ley en materia educativa aprobada en el Congreso de la Unión, no se contempla un plazo para que la iniciativa sea aprobada en los estados, por lo que criticó el proceso parlamentario fraguado por la Comisión de Puntos Constitucionales, en alianza con la Junta de Coordinación y Concertación Política.

“No da oportunidad a que el conjunto de los diputados hagamos un análisis adecuado sobre la constitucionalidad de las reformas y la viabilidad de las mismas”, dijo.

La versión fue secundada por el también perredista, Santiago Sesín Maldonado, quien votó en contra del documento debido a que no hubo tiempo suficiente para poder analizarlo, toda vez que le fue proporcionado este mismo martes.

Dijo que el procedimiento legislativo fue violatorio de la institucionalidad del Congreso, e incluso propuso la declaración de un receso para poder analizar de mayor forma el dictamen: “Tlaxcala no se merece más disposiciones jurídicas inoperantes e injustas”, dijo.

También el diputado integrante del grupo parlamentario del Partido Alianza Ciudadana (PAC), Serafín Ortiz Ortiz, se pronunció en contra del dictamen de reforma a la Ley de Educación, pues coincidió en que no existió tiempo suficiente para poder analizar los 151 artículos y cinco transitorios de la propuesta.

El ex rector de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT) dijo que la aprobación de la iniciativa atentaría en contra de los derechos de los maestros de la entidad, no obstante la aprobación de la reforma a nivel federal.

En tanto que el diputado priísta, Florentino Domínguez Ordoñez, ocupó la tribuna del Congreso para fijar un posicionamiento al respecto, sin embargo, nada de lo que comentó ante el Pleno pudo ser escuchado, pues fue interrumpido por un entusiasta grupo de maestros adheridos a las secciones 31 y 55 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SENTE).

Los miembros del magisterio se atrevieron a dar la espalda al Pleno Legislativo, pese a que el Presidente de la Mesa Directiva, Roberto Zamora Gracia, les requirió para poder guardar el orden y continuar con la sesión.

Sin embargo, ignoraron en todo momento el llamado de la Mesa, y prosiguieron con la protesta que fue subiendo de tono, hasta nombrar a algunos diputados, vendidos, burros, y mal agradecidos.

Llamó la atención la postura del diputado Salvador Méndez Acametitla, quien se pronunció a favor del magisterio, aunque cantinfleando, mostró su rechazo a la propuesta de reforma. A la postre, el mismo diputado votó a favor de la aprobación del dictamen.

Quienes también se mostraron en contra fueron los siguientes diputados: Refugio Rivas Corona de Movimiento Ciudadano y Bladimir Zainos Flores de Nueva Alianza.

Ya en la votación, los diputados Armando Ramos Flores, Serafín Ortiz Ortiz, Silvano Garay Ulloa, Baldemar Cortés Meneses, Refugio Rivas Corona, Santiago Sesín Maldonado, Eréndira Jiménez Montiel, y Bladimir Zainos Flores, votaron en contra del dictamen.

En contraste, la propuesta fue aprobada en lo general y en lo particular, con 23 votos a favor de la mayoría tricolor, diputados del PAN, Verde Ecologista, Socialista y de la Revolución Democrática.

Antes, el diputado Armando Ramos Flores propuso que se dejara bajo reserva la aprobación de cuatro artículos: 24, 30 y 34 bis.

La reforma Educativa, forma parte de un paquete de iniciativas que ha generado controversia a nivel nacional, pues junto con la Energética y Hacendaria, ha sido de las más cuestionadas por la oposición.

20140311-191111.jpg