Habemus Código
5 de marzo - 2014

Mtro. José Antonio Aquiahuatl Sánchez

Agradezco nuevamente el estar en contacto directo con usted, que me está leyendo.

No puedo dejar de comentar este acontecimiento histórico para la vida jurídica de la vida nacional, con la promulgación del Código nacional de procedimientos penales en materia federal y del fuero común para todo el territorio nacional.

Cito el mensaje dirigido el día de ayer, por el Ejecutivo Federal Enrique Peña Nieto, al promulgar el CNDPP:

“Este día, en uso de mis facultades constitucionales, promulgué el decreto por el cual se expide el Código Nacional de Procedimientos Penales.
Se trata de uno de los cambios jurídicos más relevantes, en las últimas décadas. De 33 Códigos que hay en el país, cada uno con distintas reglas para el desahogo de un juicio penal, ahora habrá un código único, que será válido en todo el territorio nacional».

«De esta forma, todos los procesos penales se llevarán a cabo bajo las mismas reglas, fortaleciendo así la solidez de nuestro Estado de Derecho».

«Estamos frente a un ordenamiento jurídico que tiene, como factores centrales: la protección de la víctima; el respeto a sus derechos; la presunción de inocencia; la reparación del daño y el respeto al debido proceso».

«Con la promulgación del Código Nacional de Procedimientos Penales, inicia una nueva etapa en la vida jurídica del país».

«Es también una gran oportunidad, para que las instituciones de procuración e impartición de justicia, se modernicen y recuperen la confianza ciudadana a partir de resultados.”

La pregunta a realizar es; ¿Cuál es el cambio de un sistema a otro?; en parte seria principalmente transparentar los procesos de investigación de un delito, y por ende los proceso judiciales que en la actualidad están mermados por lo secreto, falta de confianza, corrupción, falta de capacidad y capacitación de un gran número de funcionarios encargados de la procuración y administración de justicia y que como sociedad resentimos a diario, por ello es bueno entender el fin y objetivo primordial de cómo deben actuar en el nuevo sistema penal, las autoridades y sociedad.

Por ejemplo en esa transparencia judicial que se busca establecer, está la de aplicar principios de públicidad, contradicción, concentración, continuidad e inmediación.

En general podemos decir que cualquier persona podrá tener acceso libre a informarse de la procuración y administración de la justicia en cada caso particular sin necesidad de solicitarlo oficialmente, es decir podremos conocer y saber que se está pidiendo por el Ministerio Público y el defensor, a su vez que está resolviendo el Juez en tiempo real acudiendo a la audiencia pública.

Este principio constitucional de públicidad solo se restringe en casos de que se estén ventilando audiencias respecto de delitos del orden sexual, donde se vean afectados menores de edad, en casos de delincuencia organizada y en casos particulares donde el juez considere que se pone en riesgo o peligro a los que van a intervenir en dicha audiencia, en esos casos el Juez ordena que la audiencia se lleve a cabo como excepción a puerta cerrada sin público.

Lo escrito o lo secreto queda fuera de aplicación en las audiencias, porque estas serán bajo la característica de la oralidad.

Me despido de Usted, esperando que los comentarios sean de su utilidad, esperamos sus visitas y comentarios en nuestras páginas.

Facebook JOSÉ ANTONIO AQUIAHUATL SÁNCHEZ Y JUICIOS ORALES TLAXCALA.
TWITTER: @aquiahuatl_san
Docente certificado por evaluación de la secretaría técnica para la implementación del sistema de justicia penal en México.