Rescata gobierno del estado el maguey pulquero
3 de marzo - 2014

Busca posicionarlo como un cultivo estratégico para Tlaxcala y beneficiar a familias productoras de esta planta

Tlaxcala| Redacción.- Con el establecimiento del primer banco de germoplasma y el impulso de acciones como la elaboración de saborizante de mixiote, el Gobierno del Estado inició el rescate del maguey pulquero para incentivar su producción, potenciar su aprovechamiento y evitar la extinción de esta planta emblemática de Tlaxcala.

Estas acciones son resultado de la visión del Gobernador, Mariano González Zarur, para responder con acciones concretas a las necesidades de las familias del Estado que dependen económicamente del cultivo de maguey y que enfrentaban dificultades debido a la escasa demanda del producto, así como a la falta de alternativas para mantener esta actividad de manera sustentable.

La administración estatal busca hacer de la producción del maguey un cultivo estratégico para Tlaxcala, y lograr con su industrialización beneficios directos para las personas que por generaciones trabajaron con el agave.

A la vez, promueve los beneficios ambientales de esta planta, pues evita la erosión hidráulica y eólica, mejora el Estado de los suelos, genera isótopos de oxígeno y permite la fijación de nitrógeno en el suelo.

La Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa), que impulsa estas acciones en coordinación con los productores, estableció ya el primer banco de germoplasma de esta planta, con lo que se garantiza su producción y elabora saborizante de mixiote, lo que propicia su conservación.

Hay una nueva era para el maguey: Del Razo

Rodolfo del Razo López, propietario del Rancho “San Isidro”, ubicado en Nanacamilpa y productor de esta planta, reconoció que estas estrategias fortalecen la producción de maguey e impulsan una nueva era en su aprovechamiento.

El Rancho “San Isidro” cuenta con una población de 70 mil magueyes y actualmente la producción de pulque es de 17 mil 500 litros a la semana, que se destina al abastecimiento del 70 por ciento de las pulquerías instaladas en el Distrito Federal.

El productor señaló que los magueyes pulqueros están en un peso promedio de 800 kilos, pero Tlaxcala produce variedades como el ayoteco o chalqueño que pesan el doble, lo que permite competir con entidades como Hidalgo, Puebla o Querétaro, lugares que cuentan con importantes cultivos de esta planta.

El productor, originario de Hidalgo y asentado en Tlaxcala desde hace más de 50 años, recuerda que desde el momento en que el Mandatario Mariano González Zarur conoció la problemática que atravesaban como productores, debido al desuso y reducido aprovechamiento de la planta, inició un trabajo a través de la Sefoa para analizar alternativas que permitieran fortalecer la producción de maguey.

Los beneficios del banco de germoplasma

De esta manera se logró la implementación del primer banco de germoplasma de maguey, con el cual se producen plantas de alta calidad genética, libres de plagas o enfermedades.

Esta acción, sin antecedentes en la región del Altiplano, busca mantener la calidad y propiedades de las diferentes variedades de maguey que produce Tlaxcala como: ayoteco, chalqueño, manzo y púa larga.

El banco de germoplasma de maguey, que está ubicado en el rancho de la familia del Razo, permitirá la conservación de la diversidad genética de estas plantas, mediante el almacenamiento de semillas a bajas temperaturas, para garantizar su protección ante contingencias naturales.

Para enfrentar el problema que representa la extracción de cutícula de maguey, la Sefoa impulsa un proyecto encaminado a la elaboración de saborizante de mixiote, el cual evitará la destrucción de la planta.

Del Razo López subraya que esta acción se traducirá en la disminución del corte de pencas de maguey, ya que antes, para obtener el mixiote, era necesario cortar la planta, a efecto de extraer una fina capa de las hojas de agave.

“Existía una depredación de la planta por parte de las personas que trabajan el mixiote porque despedazan el maguey e incluso quiebran su centro para desojarla en otro lugar, mientras nosotros como productores trabajamos para cuidarlas y tener en buenas condiciones los cultivos”, narra.

Con la elaboración de este saborizante ya no será necesario dañar la planta, además un maguey de cinco años ya es apto para producir la base, con lo que se reducirá el tiempo de producción que de manera tradicional era de hasta 10 años.

A través de este apoyo inédito por parte del Gobierno del Estado, se mantiene vigente una actividad que da identidad a Tlaxcala y se renueva los procesos de aprovechamiento de la planta para garantizar su preservación.

20140303-141828.jpg