Escuela capitalina
2 de marzo - 2014

Por Gerardo Orta

Cuentan en los mentideros taurinos que el ayuntamiento de Tlaxcala tiene en mente un proyecto que incluiría la creación de una escuela taurina que haga utilizable la plaza de toros Jorge “El Ranchero” Aguilar, instalada en la capital del estado.

La idea no es mala, si tomamos en cuenta que la añeja plaza tlaxcalteca sólo ve actividad cuando hay festejos “de temporada”, tales como la corrida de sábado de gloria, las de feria en octubre y recientemente, “la corrida de la amistad” en febrero pasado.

Ante la urgencia de nuevas figuras del toreo, sobre todo locales, la institución de una nueva escuela taurina en la “Ranchero” motivará la afición por la Fiesta de los Toros, siempre y cuando se realicen las acciones mercadotécnicas necesarias.

Además de ese proyecto, también se tiene contemplada la instalación de un espacio adjunto a la plaza, en donde se muestre –a manera de museo o galería–, lo mejor de la fiesta brava de Tlaxcala.

Algo así como lo que se tenía en el primer año de la administración pasada, pero que vaya usted a saber dónde quedaron todos esos artículos.

Dicen la frase que, “en Tlaxcala levantas una piedra y encuentras un torero”. Sin embargo, la premisa ha quedado a deber en los últimos años e incluso, la condición ha sido adoptada por el no menos taurino estado de Aguascalientes que ha sido cuna de toreros que están en los primeros planos de la fiesta mexicana.

Si bien, Tlaxcala cuenta con escuelas taurinas, lo cierto es que en los últimos años no ha surgido un exponente que atraiga a la afición local.

Sobre todo si tomamos en cuenta que algunos toreros tlaxcaltecas se encuentran en el ocaso de su carrera. Rafael Ortega, Uriel Moreno, y ni qué decir del “Brujo”, Rodolfo Rodríguez “El Pana”, entran en este supuesto.

Sergio Flores, de Tlaxcala, se formó en Aguascalientes, en “Tauromagia Mexicana” e incluso viajó a España para desarrollar un mejor toreo.

Actualmente en Tlaxcala existen tres escuelas taurinas reconocidas, “El Cristo” y la Municipal, ambas de Apizaco, y Fernando de los Reyes “El Callao” de Huamantla. Aunque también se ha conocido de torerillos que son instruidos por el matador Uriel Moreno “El Zapata”, el más sobresaliente, Alex Lima “El Mojito”.

Instrucción para aficionados

Por cierto que hablando del tema de las escuelas e instrucciones taurinas, los días 15 y 16 de marzo próximos se llevará a cabo un curso de aficionados prácticos impartido según la empresa Olé Tours, por la Escuela Uriel Moreno “El Zapata”.

El curso será teórico práctico, incluye avíos para las clases, dos comidas, vaca para torear (una por cada diez participantes), así como transporte de Tlaxcala al Rancho San Fernando.

Al final del curso se entregará a los asistentes una constancia de asistencia. El costo para los interesados en participar del evento es de dos mil 290 pesos.

20140302-155849.jpg