Transeúntes y periodistas resultan agredidos por confrontación
27 de febrero - 2014

Tlaxcala| José Luis Ahuactzin- Transeúntes y periodistas resultan agredidos por la confrontación suscitada la mañana de este jueves durante una manifestación de transportistas que bloquearon calles aledañas a la Plaza Juárez de la ciudad de Tlaxcala.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, utilizaron balas de goma y toletes para disolver la manifestación que encabezaban choferes de la empresa Urbanos y Sub- Urbanos de Tlaxcala frente al Congreso del Estado.

Durante el enfrentamiento frente a la Plaza Juárez, los elementos de forma sorpresiva utilizaron pistolas de aire con balas de goma a quemarropa de los manifestantes para evitar que pasara a mayores, incluso, estas agresiones también las sufrieron personas que circulaban por la zona y periodistas que cubrían la nota informativa como ocurrió al de este medio informativo con las balas de goma.

Al momento no se ha dado un saldo de los lesionados por este enfrentamiento.

El uso de la fuerza pública, derivó en detenciones de choferes y el decomiso de unidades del transporte público, sin que hasta el momento se dé un saldo de forma oficial.

Al filo de las 10 horas de este jueves, al menos 100 transportistas que arribaron al Palacio Legislativo para exigir cese a la presunta invasión de rutas por los “Colectivos” y a su paso, los manifestantes bloquearon con sus unidades de transporte calles como la 20 de noviembre y esto orillo a la intervención de la fuerza pública para retirar los vehículos con grúas.

Mientras los choferes protestaban frente al Congreso del Estado para frenar las invasiones de rutas, los elementos policiacos retiraban las unidades del transporte público de la calle 29 de noviembre y al percatarse de esta acción, los choferes se amotinaron para evitar que los elementos se llevaran detenidas la unidades lo que provocó el enfrentamiento a golpes en plena vía pública.

Este enfrentamiento, llovieron piedras y ráfagas de balas de goma durante poco más de 15 minutos hasta que se disolvió la manifestación.