Impulsa gobierno estatal capitalización de productores agropecuarios
27 de febrero - 2014

Como nunca antes, la presente administración emprende acciones estatales y coordinadas con el Gobierno Federal para respaldar al sector

Tlaxcala| Redacción.- Para lograr la capitalización del sector agropecuario en la entidad, el Gobierno del Estado implementó desde el primer año de su administración diversos programas para el fortalecimiento de la infraestructura, también para la entrega de apoyos directos a los verdaderos productores y fortaleció la asistencia técnica.

Con los diferentes esquemas puestos en marcha, la presente administración se ha preocupado por brindarle una atención prioritaria al sector primario, como no había ocurrido en otros sexenios, aseveró el secretario de Fomento Agropecuario, Jonatan Bretón Galeazzi.

El funcionario expuso que, en un mundo globalizado, la oferta y la demanda rigen los precios de los productos, por ello este Gobierno implementó un sinnúmero de líneas de acción para hacer más rentable la actividad, generar riqueza y sustentabilidad en el sector, ante factores que escapan del control de la autoridad.

Aun con ello, el funcionario consideró que es necesaria la participación de los productores para que -de forma conjunta- se logren mejores resultados, ya que todos los programas requieren de sus aportaciones.

Los programas van directo a los productores

A través de la Sefoa se han puesto en marcha esquemas que anteriormente no existían y que benefician a quienes verdaderamente trabajan la tierra, entre los que destacan el Programa de Apoyo a la Producción Agrícola, mediante el que se apoya de forma directa a los insumos básicos para la producción agrícola.

Mediante esta estrategia se ha apoyado el costo del fertilizante en un 25 por ciento del precio pactado (que siempre es menor al comercial) y el 50 por ciento del costo de fertilizante orgánico de lombricomposta.

Además, con este respaldo, los productores pagan 500 pesos por saco de semilla híbrida, que en muchas ocasiones representa el 50 por ciento del costo total, y ese es el mismo porcentaje que cubren en el precio de trigo, triticale, amaranto y canola, mientras que en el de avena es de 75 por ciento.

Mediante el Programa de Apoyo a la Competitividad, los ovinocultores lograron su inscripción en un esquema de asistencia técnica para mejorar su producción, con respaldo para la compra de sementales y vientres; a la vez, se les otorgan bonos de productividad por cordero producido.

También se les ubica en un eslabón de la cadena de producción para que sean más competitivos y se les asesora para que se agrupen y puedan abatir costos e incrementar sus ganancias.

Respecto del Programa de Apoyo a la Economía Familiar, el Gobierno del Estado rescató el centro de especies menores, con el que se apoya con el 50 por ciento el costo para la adquisición de paquetes de aves de postura, pollo de engorda, guajolote criollo, conejos, patos y codornices.

Por otra parte, con el Programa de Fomento Acuícola y Pesquera, la presente administración rescató el Centro Acuícola de Atlangatepec y, a partir de entonces, apoyó a los productores con el 50 por ciento del costo total la adquisición de crías de carpa, que han sido sembradas en diferentes cuerpos de agua del Estado.

Con el Programa Capitalízate se apoyó la adquisición de vientres de ganado bovino, caprino, porcino y ovino, así como sementales.

Mientras que con el Programa Estatal de Asistencia Técnica Especializada, los productores de la entidad reciben la atención de 20 asesores que atienden las diferentes cadenas productivas agropecuarias del Estado a petición del productor.

El Programa de Tecnomóviles, o laboratorios móviles equipados con tecnología de punta, se brinda servicios técnicos especializados, como: análisis de suelos, atención a bovinos, mediante la inseminación artificial, diagnóstico reproductivo de las hembras y capacitación en manejo e higiene, entre otros.

El Tecnomóvil de Industria Láctea organiza cursos de capacitación en manejo de leche y la elaboración de sus productos derivados.

Con el Programa de Agricultura Urbana se ofrece apoyo de 50 por ciento o hasta cinco mil pesos por módulo para la adquisición de huertos familiares, con un asesor técnico permanente para dar seguimiento a la producción y que estos huertos sean autosustentables.

Mediante el esquema de Agroindustria Rural, los productores adquieren maquinaria y equipo para darle un valor agregado a la producción primaria y para ello reciben 50 por ciento del costo total o hasta 200 mil pesos por proyecto.

Con las estrategias de mejoramiento de caminos y brechas, el Gobierno del Estado aporta la maquinaria, el operador y traslado de la unidad hasta la zona donde se realizarán los trabajos, como atención a áreas de cosecha y desazolve de jagüeyes, mientras que el productor paga el diesel.

Los programas de concurrencia

No obstante lo anterior, la presente administración estableció programas de concurrencia con el Gobierno de la República, como el de Apoyo en Equipamiento e Infraestructura Agrícola, Acuícola y Ganadera.

Así se respalda la adquisición de tractores, rastras, arados, sembradoras, bodegas, molinos, ordeñadoras, galeras, corrales, sistemas de riego, plántulas, estanques, redes, cosechadoras y empacadoras.

Mediante el Programa de Rehabilitación Electromecánica, se rehabilitan pozos, equipos de riego, líneas de conducción todo en coordinación con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Con la Estrategia de Seguridad Alimentaria se generan capacidades para la producción de alimentos sanos y de calidad, mediante un convenio con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa). 
A través de la figura de Extensionismo se ofrece atención a los productores con 100 técnicos y mediante el Programa de Conservación y Uso Sustentable de Suelo y Agua se apoya la construcción de jagüeyes, tanques de almacenamiento y terrazas de base ancha, mientras que con el Seguro Agropecuario Catastrófico se brinda una garantía a los productores en caso de algún siniestro.

Otros programas son el de Garantía Tecnológica y aquel que se brinda a través de la Fundación Produce para apoyar proyectos de investigación, mientras que con el Fidecentro se apoya la elaboración de proyectos de interés regional, como el maguey y nopal.

20140227-150109.jpg