Relevo generacional
25 de febrero - 2014

Por Fernando Tamayo

Hoy en la Entidad, y en el país, las formas de hacer política comienzan a separarse del llamado estilo priista que se incrustó por más de ocho décadas en el Sistema Político Mexicano, caracterizadas por excluir a la juventud de las primeras posiciones y opciones públicas. En la actualidad los jóvenes, particularmente aquellos que tienen un perfil con conocimientos académicos, comienzan a ser los protagonistas de la escena política.

Para el caso de Tlaxcala ésta influencia comienza a ser la constante en el Revolucionario Institucional y parece ser el estilo que impondrá el Gobernador, Mariano González Zarur, en la segunda etapa de su administración.

La inminente llegada del joven político Ricardo García Portilla a la Dirigencia Estatal reafirma que el mandatario estatal tiene claro que hoy la política debe estar caracterizada por la inclusión de los jóvenes en la toma de las decisiones; por algo el ex funcionario federal y estatal, ejerció por más de tres años el cargo de Secretario de Finanzas, siendo una de las piezas más importantes del Gobernador de Tlaxcala.

El calpulalpense, no tiene una tarea fácil. Se encuentra obligado a dar un nuevo rostro al Revolucionario Institucional, donde se amalgame los distintos grupos y se genere un proyecto político donde la antigua clase de éste tenga su espacio, así como también, se incluyan cuadros de jóvenes que le permita construir una fórmula ganadora con miras al proceso electoral federal del próximo año que sirva como preámbulo de la sucesión gubernamental de 2016.

El estado en que se encuentra el priismo local, donde los resultados electoramente hablando han sido desafortunados a pesar de contar con un mandatario identificado con dicho instituto político, obliga a García Portilla a trabajar arduamente entre los sectores. Si él quiere construir desde el CDE su posible candidatura para suceder al actual mandatario estatal, deberá en principio, entregar buenas cuentas en la próxima elección federal no sólo al marianismo, sino además, a sus correligionarios nacionales quienes, sin duda, también tendrán el interés de que el tricolor se lleve el carro completo en 2014.

De igual manera será la elección del próximo año la que permita vislumbrar las intenciones del marianismo para determinar al “delfín” tricolor. A la fecha existen, según versiones al interior de dicho Partido, dos posibles precandidatos; el ya mencionado Ricardo García Portilla y el Diputado Local Marco Antonio Mena Rodríguez, quien no sólo es el líder de la bancada tricolor, sino además, es el Presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política.

Lo anterior permitiría, en primera instancia, considerar que Mena Rodríguez mantiene una ventaja en el terreno político sobre García Portilla; sin embargo, no debe olvidarse que el ex Secretario de Planeación y Finanzas en los primeros tres años del actual sexenio ha librado debidamente sus encomiendas, particularmente, las de conseguir la aprobación de las iniciativas del Paquete Económico sin modificaciones sustanciales.

En caso de que el calpulalpense quiera alzar la mano para ser considerado candidato a Gobernador, no solamente deberá realizar una labor destacada durante todo el 2014, sino además construir un proyecto que le permita competir en la elección federal del año próximo como candidato a Diputado Federal por el Distrito III y ganarla. De lo contrario, difícilmente encontrará las condiciones para ser considerado la carta fuerte del PRI en la sucesión gubernamental. Al tiempo.

Desde la barrera

La captura de uno de los narcotraficantes más importantes y buscados por las autoridades, tanto mexicanas como americanas, se convirtió en la noticia más relevante el fin de semana. Ahora toca al Gobierno Federal decidir respecto de su extradición a los Estados Unidos. Lo que determine el Presidente Peña Nieto será trascendental para establecer la forma en que la Presidencia enfrentará a la delincuencia organizada.

www.miradasdetalante.blogspot.com
fernandotmy@gmail.com
twitter.com/fernandotmy