Guarda silencio UPT ante caso de docente consignado
21 de febrero - 2014

Tlaxcala| Manuel Morales.- A través del área de Comunicación Social de la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPT), se informó que el rector Narciso Xicohténcatl Rojas, fijará el próximo lunes la postura respecto del docente que fue detenido en el vecino Estado de Puebla por los delitos de violación y homicidio contra un alumno de esta institución educativa.

A través de la funcionaria, Ana Sánchez, explicó que por motivos de actividades académicas el rector viajó a la Reunión Nacional de Universidades Politécnicas y por esa situación no podrá dar una postura al respecto; sin embargo, dijo que hasta el momento no hay elementos suficientes para poder determinar si es que existe una versión oficial para aclarar la situación.

Aunado a ello, dijo que este delito y la detención son ajenos a la institución educativa y como es un tema que se trata en el estado vecino, desde su detención, se deberá aclarar en esa jurisdicción.

Insistió y se comprometió la funcionaria a que el rector en los próximos días, ofrezca una versión oficial sobre este tema.

Medios electrónicos, revelaron que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Puebla documentaba la información para consignar a Oscar Edgardo Romeo Arredondo, director del área de departamento de ingenierías de la Universidad Politécnica de Tlaxcala (UPT), como probable responsable de los delitos de violación y homicidio calificado de su alumno.

De acuerdo con las primeras versiones, presuntamente el pasado lunes el directivo, Oscar Edgardo Romero Arredondo y Leonardo Martínez Gómez en compañía del hoy occiso identificado como Jonathan Márquez Cabrera acudieron a un bar de Zacatelco a ingerir bebidas alcohólicas.

Pasadas las horas y con el cierre del establecimiento comercial los tres individuos decidieron retirarse con rumbo al domicilio del directivo de la universidad el cual se ubica en el Barrio Santa María Xixitla de San Pedro Cholula.

Ya en la vivienda antes referida, estas tres personas continuaron bebiendo hasta que Márquez Cabrera comenzó a presentar algunas complicaciones en su salud por lo que fue llevado hasta el dormitorio del director de la universidad donde presuntamente fue violado y asesinado.