Una más
19 de febrero - 2014

Aunque lo niegue, Perla se sumó a la lista de los que suspiran a un cargo de representación popular. A colación de la delegada, nos dicen que su informe fue de debut y despedida. Tras su creación el Consejo de la Judicatura no ha dado resultados ni generado certidumbre entre la población que espera encontrar un ente con verdadera independencia

Por Edgardo Cabrera

Si queremos conocer las aspiraciones políticas de un funcionario o representante popular, basta revisar si en su haber tiene la presentación de al menos un informe de labores.

Aunque lo niegue, Perla López Loyo se sumó a la lista de los que suspiran a un cargo de representación popular.

Como tantos interesados en escalar, el foro mediático fue un informe. El suyo correspondió a la delegación del ISSSTE, eso sí, trató de vacunarse al rechazar aspiraciones electorales (cuántas veces he oído esas falsas negaciones).

A la ex orticista desplazada en 2010 por Adriana Dávila, no la vemos con la menor intención de permanecer estática en la delegación que obtuvo en pago a su respaldo a la campaña del hoy gobernador Mariano González Zarur.

Sin que lo exprese, difícil es creer que no espere la revancha para competir por la gubernatura.

Pero el panorama luce complicado dentro del nuevo PRI, ese del relevo generacional que le fue encomendado a Ricardo García Portilla.

Al igual que en 2010, posiblemente el futuro político de Perla lo tendrá que buscar en otra fuerza.

Cuando el río suena…

A colación de la delegada, nos dicen que existen serias posibilidades de que su informe sea de debut y despedida.

Suenan cambios en varias representaciones del gobierno federal.

De membrete

Después de muchas horas de negociación entre diputados y magistrados, quedó renovado el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial.

El nombramiento de los nuevos miembros generó debate y polémica ya que dichos puestos son –como suele ocurrir- cuotas políticas y de intereses particulares de los juzgadores.

En contraste a la disputa política, en los hechos y tras su creación, dicho ente no ha dado resultados ni generado certidumbre entre la población que espera encontrar en el Consejo un ente con verdadera independencia técnica, de gestión y para emitir sus resoluciones vinculadas con la administración, vigilancia y disciplina del TSJE.

Es más, alguien recuerda quiénes fueron los antecesores de los actuales y qué hicieron relevante.

Ojalá que en los hechos, ahora sí, el nuevo Consejo de la Judicatura conformado por Tito Cervantes Zepeda, Ramón Rafael Rodríguez Mendoza, Rocío Jiménez Temoltzi, Lázaro Castillo García y Emilio Treviño Andrade, realicen una labor destacada, algo que en lo personal dudo.

No es posible que mientras se moderniza y amplia la infraestructura del Tribunal Superior de Justicia del Estado en contraste el sistema sigue con prácticas anquilosadas como el reparto faccioso de posiciones, con magistrados cuestionados en su moral y con señalamientos de corrupción contra los que imparten justicia.

Encarcelado

El de Cuapiaxtla se convierte en un intento por castigar la mala actuación de ex autoridades que son señaladas por actos de corrupción y abuso de poder, aunque faltan otros 13 en ser llamados a cuentas. La inclusión del PAN a cuatro comisiones cerró el capítulo de desencuentros entre diputados, pero los del PAC y PT insisten en ser sobrevaluados

Por Edgardo Cabrera

La tarde de ayer fue detenido José Jaime Vega López y recluido en el Cereso de Apizaco ya que no pudo comprobar la ejecución de 400 mil pesos provenientes del Fondo para la Infraestructura Social Municipal.

No es la primera vez que el ex alcalde de Cuapiaxtla pisa la cárcel, en enero de 2011, a sólo cuatro días de concluir su cargo, también fue asegurado por policías ministeriales.

En aquella ocasión los delitos denunciados fueron por su probable responsabilidad en abuso de autoridad, daños en las cosas y abuso de confianza en agravio de una empresa a la que le canceló –por sus pistolas- el comodato de un bien inmueble del ayuntamiento.

El de Cuapiaxtla se convierte en un intento por castigar la mala actuación de ex autoridades que son señaladas por actos de corrupción y abuso de poder.

Para hacer memoria

A la llegada de la LX Legislatura, en 2011, el OFS integró los expedientes para solicitar órdenes de aprehensión contra 14 ex alcaldes por su presunta participación en delitos de peculado y desvío de recursos públicos por un monto global de 76 millones de pesos.

De esa lista recuerdo a Manuel Sosa Salinas, Edgar Vázquez Fernández, Joaquín Paz Rivera, Joaquín Teniza Sampedro, Juan Pelcastre Vázquez, Delfino Durán Castillo, Javier Santacruz Sánchez, Raúl Cervantes López y precisamente José Jaime el de Cuapiaxtla.

Hoy, con el relevo de autoridades municipales y con una novedosa ley de Entrega-Recepción, el OFS está obligado a documentar las anomalías y acelerar la presentación de las denuncias penales para que no pasen de nueva cuenta tres años de impunidad para aplicar sanciones, algo que francamente se ve imposible.

Apertura

La inclusión del PAN a cuatro comisiones legislativas cerró el capítulo de desencuentros entre diputados de las dos principales fracciones parlamentarias.

La labor del coordinador del PRI, Marco Mena, para privilegiar el consenso con la segunda fuerza política al interior del poder legislativo permitió establecer los equilibrios y dar a cada quien lo que corresponde.

De las negociaciones, que se prolongaron durante todo el día martes, los panistas quedaron conformes al presidir cuatro comisiones, entre ellas las de Honor y Justicia e Información Pública.

Incluso el coordinador de los azules, Humberto Macías aplaudió el resultado de los acuerdos con su homólogo tricolor.

Pero quienes no quedaron conformes son los del PAC, Serafín Ortiz y Evangelina Paredes, así como el del PT, Silvano Garay, que de nuevo quedaron fuera de las comisiones.

Y no es que fueran excluidos, como ellos tratan de vender la percepción, lo que pasa es que pese a representar fuerzas notoriamente menores a las del PRI, PAN y PRD exigen ser sobrevaluados.

La triada demanda presidir y ser incorporada en espacios que ocupan otros legisladores que alcanzaron dichas posiciones con base al equilibrio de fuerzas y reconocimiento del número de electores que representan.

Por sus pretensiones sobrevaluadas, ayer estiraron la liga y fueron los principales culpables de la demora de los acuerdos.

Si bien nadie puede desconocer el número de votos que obtuvieron en la pasada elección, también es cierto que PAC y PT son una minoría incapaz de ganar uno sólo de los distritos.

Sus diputados son producto de la representación proporcional y de la imposición de sus cúpulas partidistas, representan intereses facciosos y no ciudadanos.

edgardocabrera_morales@hotmail.com
http://www.facebook.com/gentetlx
http://www.facebook.com/edgardocabreramorales
twitter @gentetlx