Nerviosos
13 de febrero - 2014

La inminente llegada de Ricardo al PRI inquietó al líder azul quien habló de transparencia, aunque seguimos esperando que aclare el manejo de los recursos al interior de su partido. La gubernatura mochada, esa que plantean para solo 20 meses no se concretará, la que viene sí será para los 6 años. Señor Pedro Tecuapacho Rodríguez, acuso recibo de su amenaza

Por Edgardo Cabrera

La inminente llegada de Ricardo García Portilla puso nervioso al líder azul quien ayer reaccionó al “augurar” una “cargada” del gobierno estatal a favor del PRI.

El Nostradamus Sergio González olvida, una vez más, que cuando fueron gobierno la oficina del Ejecutivo fungió como agencia de colocación de candidatos y el despilfarro de recursos estuvo a la orden del día, para muestra el edificio millonario que estrenaron como sede del CDE.

Seguimos esperando que el dirigente panista aclare el manejo de los recursos al interior de su partido en donde sus propios militantes le han exigido cuentas.

De eso, el señor Sergio no dice ni una palabra, eso sí, sabemos que instruyó al interior del Comité Ejecutivo Estatal una investigación para aclarar las filtraciones relacionadas con el gasto de más de 50 mil pesos para reparar la camioneta de lujo que tiene asignada.

Tampoco nunca dio cuenta de la imposición de su medio hermano en la tesorería del CDE.

Menos habla de la molestia de los mismos militantes entre quienes ha trascendido que la alquiladora de sillas y mesas, así como el servicio de banquetes de sus hijos, tienen contratos preferenciales y el monopolio de los eventos azules.

La última, que nos hicieron llegar los grupos antagónicos al líder del PAN, es que una papelería ubicada ahí por la avenida 20 de noviembre, es la única favorecida con la compra de consumibles. Se sospecha que el negocio sería del medio hermano tesorero.

Al igual que con el gobierno estatal, el PAN vive de los recursos públicos y el dinero no es patrimonio personal.

Con pared

La intención del PAN de homologar las elecciones federales con las estatales para empatar los comicios presidenciales con los del gobernador no prosperará.

Aunque pretenden justificar su iniciativa por las reformas federales, nos aclararon que en ninguna parte se hace referencia a tal homologación.

Tampoco hay la intención de que en el Congreso de la Unión se pretenda incluir dentro de las leyes secundarias dicho tema; ya bastantes dolores de cabeza les comienza a generar a los legisladores federales el tema de la desaparición del IFE y de los institutos electorales estatales.

En el caso de Tlaxcala la mayoría priísta y sus aliados no tienen la intención de impulsar la pretensión panista por una razón: la elección federal desdibujaría las propuestas de los candidatos a la gubernatura, contaminaría el proceso local, y se corre el riesgo de que la campaña presidencial empuje a cualquier oportunista sin trabajo político y que se cuelguen sólo de fenómenos como el “efecto Peje o Peña Nieto”.

Por tanto, la gubernatura mochada, esa que plantean para solo 20 meses no se concretará, la que viene sí será para los 6 años.

Acuso recibo

Señor presidente de Teolocholco, Pedro Tecuapacho Rodríguez, acuso recibo de su amenaza, lástima que prefirió usar a uno de sus personeros.

Le recuerdo que a nivel federal su partido se presume “defensor” de la libertad de expresión y de los periodistas; incluso legisladoras federales han usado la tribuna para impulsar “exhortos” para Tlaxcala.

La verdad resulta incómoda; los hechos son públicos.
http://www.lajornadadeoriente.com.mx/2008/01/14/tlaxcala/TLA01-130108.pdf

20140213-052935.jpg