Tendrán municipios 90 pc de presupuesto de obra básica: Sefin
10 de febrero - 2014

sefin_recursos

Tlaxcala| Redacción.- Tlaxcala recibirá para este año el mayor monto de aportaciones federales en su historia con la asignación de más de mil millones de pesos a través del Ramo 33, afirmó el secretario de planeación y finanzas, Ricardo García Portilla, quien subrayó que de cada diez pesos destinados para la infraestructura social básica, nueve serán para los ayuntamientos, que ahora estarán en posibilidades de ampliar su paquete de obras.

García Portilla enfatizó que este monto representa el doble de recursos del índice de inflación registrado y un incremento del 11.22 por ciento, respecto de lo recibido en 2012, resultado de la verificación de fórmulas por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (Shcp), para lograr una asignación equitativa de los recursos a los municipios del país.

García Portilla detalló que la Secretaría de Planeación y Finanzas (SPF) distribuirá un total de 468 millones 360 mil 750 pesos del Fondo de Infraestructura Social Municipal (Fism) y 610 millones 807 mil 349 pesos del Fondo para el Fortalecimiento Municipal (Fortamun), a las comunas tlaxcaltecas.

En este sentido, subrayó que mientras el Fism tiene una bolsa de más de 600 millones de pesos, el fondo estatal para estas acciones cuenta con un monto superior a 60 millones de pesos, lo que se traduce en que de cada 10 pesos que se reciben para la infraestructura social básica, nueve pesos se distribuyen en los municipios y uno al Estado.

Además, la asignación de recursos 2014 de estos fondos representa un incremento del 23.68 por ciento en el caso del Fortamun y del 34.84 por ciento del Fism, respecto a lo recibido en el año 2011.

El titular de la SPF reiteró que la Ley de Coordinación Fiscal estableció para este año una serie de cambios en materia de transparencia y rendición de cuentas, respecto de la metodología del Ramo 33, que mandatan tomar en cuenta criterios de pobreza, focalización de población objetivo, premios para la eficacia, alineación de acciones para incidir en los indicadores de rezago, así como la entrega de informes trimestrales a la Shcp y Sedesol.

Entre los nuevos lineamientos para la aplicación de estos recursos están que los municipios deberán emplear el Fise para el combate a la pobreza en sus comunidades, lo que incluye acciones de agua potable, drenaje y letrinas, pavimentación con adoquín, alcantarillado, urbanización municipal, electrificación rural y de colonias pobres, mejoramiento de viviendas, así como todo lo referente a la reducción del rezago social.

Ricardo García Portilla explicó que los municipios que durante este ejercicio fiscal registren acciones contundentes en el combate a la pobreza podrán incrementar la asignación de recursos para el siguiente año, con base en los parámetros que establece el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Por su parte, los recursos del Fortamun se ampliarán a la rehabilitación de escuelas y centros de salud, lo que permite impulsar un mayor número de acciones a través de la aplicación de los recursos del Ramo 33.

En materia de transparencia, la nueva metodología establece que el Estado tiene cinco días hábiles a partir del momento que se realiza la transferencia de recursos, para iniciar su distribución a los municipios.

Además, cinco días después de la primera ministración de recursos, la SPF estará obligada a dar a conocer en su portal de internet y en el Diario Oficial del Estado, el total de recursos que recibió del Ramo 33, así como la asignación a cada Ayuntamiento y el día en que realizará esta transferencia.

El calendario de estos movimientos será público y podrá ser consultado por las autoridades municipales, además se dará a conocer el porcentaje de distribución por cada demarcación.

Los cambios a la Ley de Coordinación Fiscal ofrecen beneficios a los municipios como la comprensión de la fórmula para asignar los recursos, mejora los esquemas de planeación de estas demarcaciones, además fortalece  el seguimiento y eficacia de los recursos invertidos.

Con estas acciones el Gobierno del Estado garantiza que los recursos asignados a los municipios se aplican de manera transparente y en las necesidades prioritarias de la población.