Lorena Cuéllar participó en el llamado a la insurgencia pacífica
9 de febrero - 2014

– Propone Izquierda Democrática del PRD crear una nueva Constitución

Querétaro| Proceso.com.- Constitucionalistas y políticos de izquierda lanzaron un llamado a la insurgencia pacífica para lograr cambios en la política económica del país y reforzar un movimiento nacional en contra de las reformas estructurales impulsadas por PRI, PAN y el gobierno federal.

En la Convención por un Nuevo Constituyente convocada por Izquierda Democrática Nacional (IDN) del PRD, se aprobó la proclama para impulsar una nueva Constitución Política.

“Vamos a organizar la insurgencia cívica. Difundamos acciones de propaganda con nuestra alternativa. Organicemos la autodefensa del pueblo de manera pacífica. Convoquemos a la gran revolución democrática”, pidió René Bejarano, dirigente de IDN, corriente interna del sol azteca.

En compañía del constitucionalista Diego Valadez, el académico del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Jaime Cárdenas; Porfirio Muñoz Ledo -como invitados especiales-, así como militantes, legisladores y simpatizantes de IDN, se avaló el documento que destaca la necesidad de diseñar una nueva Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque la actual “ya está pervertida”.

Una Constitución, se señaló en el documento leído por la senadora Dolores Padierna en el Auditorio José María Arteaga de esta capital, que “no sea reformada a complacencia de intereses particulares o cupulares y retome la identidad y espíritu nacionalista que permita vivir a las y los mexicanos en condiciones dignas, con amplias libertades e igualdad de oportunidades”.

Desde esta ciudad donde se firmó la Constitución Política de 1917, Bejarano Martínez convocó a dirigentes de partidos, de movimientos sociales, sindicales y a la población en general a construir la Cuarta República democrática, soberana y justa y a sumar esfuerzos para detener la entrega del patrimonio nacional que en los últimos 30 años han hecho los gobiernos del PRI y PAN.

Afirmó que esos partidos han realizado reformas conservadoras y regresivas que han consolidado el poder económico y político de una nueva oligarquía, como en la era del porfiriato.

“Esa es la nueva cara de la versión autoritaria de los grandes consorcios nacionales y extranjeros”, dijo.

Añadió que los gobiernos priistas, panistas y Enrique Peña Nieto han enajenado la soberanía económica y política de la nación disfrazados de promotores del progreso, pero sólo son mercaderes sin escrúpulos.

“Vende patrias igualitos a Santa Ana, a los conservadores y a los científicos porfiristas”, acusó ante más de 5 mil militantes de IDN de todo el país, según sus cálculos.

Bajo el lema “Sí hay de otra”, afirmaron que otro México es posible, que no se tiene por qué resignarse a la política neoliberal priista y panista.

“Sí hay de otra, este país merece una alternativa democrática distinta”, sentenció.

En su oportunidad, el expresidente del PRD, Porfirio Muñoz Ledo -quien renunció al partido hace algunos años- señaló que debe terminar la era de los “parches” a la Carta Magna y expresó que a tres años de cumplirse el Centenario de la Constitución es un buen momento para el debate en aras de tener un nuevo texto constitucional.

Pidió apoyo para la reforma política del Distrito Federal que está avanzando para su aprobación en el Senado de la República, porque será un acicate para que “tengamos una nueva Constitución federal”.

El constitucionalista y exprocurador general de la República, Diego Valadés, estableció que México necesita una nueva reconfiguración constitucional para tener instrumentos de equidad social y construir una cultura de libertades y democracia.

La Constitución debe ser breve y legible para que pueda ser leída por todos los mexicanos, sostuvo.

Por su parte, el exdiputado y exconsejero del IFE, Jaime Cárdenas Gracia, llamó a la izquierda a trabajar por la unidad y a luchar por la Presidencia de la República, pero también los gobiernos estatales porque sólo así se podrá impulsar una nueva Constitución social, nacional y democrática.

“La Constitución mexicana ha sido pervertida, principalmente en los últimos 30 años, por el sistema neoliberalista y las 574 reformas a la Constitución van en sentido contrario al espíritu social y nacional del país”, enfatizó.

Al acto asistieron, entre otros, el secretario general del PRD, Alejandro Sánchez Camacho; la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, la legisladora Aleida Alavez Ruiz; el secretario del PRD capitalino, Enrique Vargas Anaya, diputados locales, federales, jefes delegacionales y dirigentes de la IDN en todo el país.

Después del acto político, Bejarano encabezó una marcha por el primer cuadro de la ciudad donde se anunció que levantarán firmas por todo el país para apoyar esta proclama,

20140209-233148.jpg