Tirios y troyanos
7 de febrero - 2014

Vaya espectáculo y ridículo que hicieron ayer los diputados locales que se enfrascaron en una discusión que se prolongó todo el día. En lugar de estar revisando las profundas adecuaciones electorales nuestros representantes siguen en la disputa de posicione$. Nadie se puede proclamar vencedor en la disputa de los órganos directivos ni de las finanzas del legislativo

Por Edgardo Cabrera

Vaya espectáculo y ridículo que hicieron ayer los diputados locales que se enfrascaron en una discusión que se prolongó todo el día y que tuvo como único fondo los intereses personales de uno y otro grupo.

En lugar de estar revisando las profundas adecuaciones electorales que obligadamente se deben realizar en Tlaxcala, tras las reformas federales impulsadas por el presidente Peña Nieto, nuestros representantes populares siguen en la disputa de posicione$.

Primer acto (la guillotina)

Desde el nombramiento de los cinco órganos directivos del Congreso nadie quedó conforme, pero en particular, por las designaciones en las áreas de Comunicación Social y Estudios Legislativos.

Sin siquiera cumplir un mes de funciones, es más, a sólo horas de ser nombrados les fueron exigidas sus renuncias. Judith Soriano y Soraya Bocardo Phillips padecieron su estancia, estaban de adorno ya que nunca pudieron despachar en su encargo.

En un primer acto en la sesión ordinaria de este jueves finalmente se consumaron los relevos.

El hecho no sólo es un golpe para los ahora removidos, sino también para los propios diputados ya que quedan evidenciados como incongruentes de sus propios caprichos. Recordemos que fueron ellos en sesión de Pleno quienes nombraron a los hoy despedidos.

Pero aquella ocasión, ni unos ni otros revisaron a fondo el currículo y los antecedentes políticos de las personas propuestas, les valió, palomearon los nombres ya que les urgía repartir el botín.

Minutos después las llamadas llegaron y ordenaron su remoción, la cual se concretó casi un mes después y en medio de la disputa por el control de los dineros del Congreso.

Segundo acto (la revancha)

Más tarde, tras largas horas de receso se consumó el segundo acto, la revancha del PRI en contra de los orquestadores del efímero G18.

Caro le costó a panistas y al único perredista que sobrevivió a esa agrupación el perverso juego de Serafín Ortiz. Les arrebataron el Comité de Administración que obtuvo al principio de la legislatura el amarillo Santiago Sesín.

En su lugar fue impuesta Eréndira Jiménez, quien refrendó así su pacto con el PRI y dejó en claro que el PRD en Tlaxcala no sirve a la izquierda, sino a una clase política que se presume izquierdosa.

Tercer acto (¿Quién gana?)

Nadie se puede proclamar vencedor en la disputa de los órganos directivos ni de las finanzas del legislativo.

Conforme avanzan los días quienes pierden credibilidad son los 32 personajes que llegaron con grandes expectativas de sus representados.

Abucheo

Regresando al tema de su trabajo: a 38 días la labor legislativa se encuentra paralizada, la constante es la lucha por el control interno y el ridículo de subir a tribuna para dos cosas: ofender al oponente político y presentar ocurrencias denominadas exhortos, propuestas o iniciativas.

edgardocabrera_morales@hotmail.com
http://www.facebook.com/gentetlx
http://www.facebook.com/edgardocabreramorales
twitter @gentetlx