Congreso Democrático
6 de febrero - 2014

Por Jorge Alfredo Montes De Oca

La intensidad de lo sucedido en el congreso del estado describe pluralidad, democracia y lo más importante; vida propia. El legislativo es un poder que decide libremente; utiliza los instrumentos propios de su soberanía y los aplica en aras de sus representados.

Inexperiencia aderezada de soberbia le costó el cargo al neófito diputado perredista Santiago Sesìn Maldonado. Por mayoría de votos fue cesado democráticamente como presidente del Comité de Administración. Sus compañeros diputados lo pusieron, sus compañeros diputados lo quitaron. Quiso enseñarle el padre nuestro al obispo, sorprender a sus compañeros y de forma rapaz y rampante sacar raja de convenio$ y dinero$ del congreso.

Al joven diputado Sesìn Maldonado le brotó lo Bejarano; de quien por cierto es cercano amigo. Las recientes fotografías de este personaje y otros “ilustres perredistas” como su amiga y compañera de partido Lorena Cuellar Cisneros tomados de la mano del señor de las ligas son descriptivas. No cabe duda de que Dios los hace y ellos se juntan.

Apizaco; la Continuidad que Continúa

La demagogia ramplona ha sentado sus reales en el municipio más importante del estado. Entre que el alcalde se da tiro tras tiro en los pies por aquello de la continuidad, no les paga a sus empleados, se reduce el sueldo, pinta banquetas y visita las comunidades para “conocer sus carencias” ya le salió la horma del zapato.

El inquieto Reyes Ruiz Peña le enmendó la plana; a través de la radiodifusora local se le fue a la yugular al ex secretario particular de Orlando Santacruz Carreño para pedirle que deje de darle vuelta a los problemas y tome el toro por los cuernos; él le ayuda.

No pocos opinan que el alcalde Apizaquense debería pensar seriamente en tomar la ayuda de Reyes Ruiz pues su otrora madrina Adriana Dávila está muy resentida con Vázquez Rodríguez  pues como el chinito quedaron los panistas de este municipio cuando notaron que las principales carteras del Ayuntamiento eran repartidas cual pastel a personajes foráneos que por supuesto nunca vieron en campaña.

Los panistas que juraron amor a Jorge Luis Vázquez Rodríguez fueron al DF a pedirle a su “Jefe Madero” que así como lo ayudaron y defendieron ahora quieren entrar a la administración municipal pues no les tocó ni el manejo de los baños públicos de los mercados.