No hay trato especial a magistrado denunciado por ex subprocurador de Puebla, dice procuradora
5 de febrero - 2014

 

Tlaxcala | Manuel Morales.- La procuradora general de justicia del estado, Alicia Fragoso Sánchez, dijo que no habrá trato especial al magistrado de la tercera ponencia de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de Tlaxcala, Mario Antonio de Jesús Jiménez Martínez, en su proceso de investigación por una denuncia que fue presentada el 31 de enero por el ex subprocurador de Puebla, José Alfredo Arroyo Razo por el presunto delito de tráfico de influencias durante el ejercicio de su función.

“Estamos desahogando las diligencias correspondientes, tenemos conocimiento de ella, de esta denuncia y claro que si estaremos conociéndola”.

Pese a que los magistrados cuentan con fuero constitucional y a pregunta expresa de sí habrá un trato especial por ser funcionario del Poder Judicial, la procuradora dijo que en la PGJE no hay tratos especiales a los indiciados y que la denuncia seguirá su curso como el resto de las denuncias que son presentadas por los justiciables.

“Nunca ha habido preferencia para nadie ustedes los saben…”.

El pasado 31 de enero, el ex funcionario de la PGJ de Puebla, explicó que la denuncia penal interpuesta busca que se esclarezca porqué el ministerio público adscrito a la PJGE, la juez primero de lo civil de distrito judicial de Cuauhtémoc, Aurora Mercedes Moctezuma Martínez, el magistrado de la sala Penal, Jiménez Martínez y el abogado Juan Pablo Hernández– hijo del presidente del TSJE, Justino Hernández Hernández- han frenado el proceso civil desde el 2010.

Relató que el juicio civil fue iniciado desde el 2010, 785/2010, a la fecha no ha sido solucionado por falta de administración de la justicia y por la omisión de actos procesales del ministerio público de la PGJE.