Observaciones del OFS y ASF revela malas prácticas en la administración: Contralor
4 de febrero - 2014

Tlaxcala| Manuel Morales.- El Contralor del gobierno del estado, Hugo René Temoltzin Carreto, dijo que tras los proceso de auditorías aplicadas por despachos externos, del Órgano de Fiscalización Superior (OFS), Auditoría Superior de la Federación (ASF) y de la propia Contraloría ha arrojado que servidores públicos de los organismos centralizados cometen prácticas irregulares en la comprobación del gasto público.

En entrevista, tras asistir a la conferencia magistral ofrecida por la ponente y directora de Esquemas de Autorregulación del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI), Melissa Higareda Pérez, en la Pinacoteca del estado, dijo que ha sido una situación recurrente de los servidores públicos.

-¿Entonces no significa que estén desviando recursos sino una mala práctica de administración por servidores públicos?

«Si, como bien lo dices, son procedimientos que ya vienen afectados de años atrás y que por practicidad o por economía se hacen de cierta forma, lo que hacemos nosotros (la Contraloría) es normarlos que se hagan apegados a la legalidad, pero como también lo dijiste tú, son observaciones administrativas, meramente administrativas y ninguna de detrimento patrimonial tan es así que ningún ente nos ha detectado el desvió de recursos públicos».

Ante esta situación, dijo que la Contraloría no se ha convertido en un ente represor de la administración pública del Poder Ejecutivo, sino que se trata de una instancia previsora y que alerta a las dependencias sobre posibles observaciones y sanciones por el ejercicio de malas prácticas en el gasto y comprobación de los recursos presupuestados cada año.

Dijo que dentro de las observaciones emitidas por los auditores más recurrentes a lo largo de los tres ejercicios fiscales han sido la falta de documentación comprobatoria del gasto realizado y la falta de entrega de documentación a tiempo para comprobar los egresos.

Temoltzin Carreto, detalló que ante este tipo de acciones que no han sido corregidas entre los servidores públicos, se levantarán procesos administrativos para ejercer sanciones, pero también permanecerán las capacitaciones.