Pese a conocer la ilegalidad, Pérez Lira instaló asta
28 de enero - 2014

oficio_sedena2

XXIII Zona militar le notificó de las violaciones a decreto presidencial

Tlaxcala| Manuel Morales.- Pese a conocer de la ilegalidad en la que incurrió en la construcción del asta bandera monumental, Pedro Pérez Lira inauguró la obra y trató de “aliviar” su culpa al invitar a la XXIII Zona Militar a realizar honores a la bandera con motivo de la inauguración de la obra.

Mediante oficio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no sólo se deslindó de la construcción del asta bandera, sino que le advirtió al entonces alcalde capitalino que la obra se encuentra sin las dimensiones requeridas por norma, así como careció de la supervisión y el aval de la Dirección General de Ingenieros e Industria Militar.

Lo anterior fue fundado mediante una copia  del decreto Presidencial de 1999 -expedido por el ex mandatario nacional Ernesto Zedillo Ponce de León- del cual se le remitió un ejemplar a Pérez.

Un oficio fechado el 29 de diciembre de 2013, bajo el expediente 36866, del campo milita 23A dirigido a Pedro Pérez Lira, y del cual Gentetlx cuenta con una copia, evidencia las anomalías.

Asimismo en el documento se le deja en claro que la obra realizada por su administración representa un riesgo para la población ya que fue construida en cercanías con construcciones y viviendas y líneas de alta tensión.

Por si fuera poca se le advirtió que el asta fue situada en una vía de comunicación transitada y que “podría resultar de alto riesgo para la seguridad ciudadana, además de carecer del espacio necesario para las maniobras de izaje y armado de una Bandera Monumental de esas características.”.

Bajo este tenor, el comandante de la Zona Militar, Alejandro Pincho, le explicó que la inauguración realizada por su administración no estaba avalada por la Secretaría de la Defensa Nacional y le dejó en claro que solo le compete a ellos la evaluación de proyectos arquitectónicos, estructurales y de obra electromecánica, así como el estudio de mecánicas de suelo, memorias de cálculo respectivos, lo cual fue omitido por su administración.

Bajo esta serie de irregularidades, Pinacho López, recomendó que esta construcción del asta bandera monumental fuera reubicada a otra zona que no represente riesgos a la ciudadanía y que tenga las dimensiones adecuadas y avaladas por el Ejército Mexicano.

Todo lo anterior basado en el decreto de 1999 que establece que “la Sedena, será la responsable de la construcción, establecimiento, operación, mantenimiento y custodia de las Astas Bandera y Banderas Monumentales que se encuentre en el territorio nacional…”
oficio_sedena1