En doble operativo revisan decenas de autobuses y cientos de paseantes
29 de diciembre - 2013

pgje_operativo29

Tlaxcala| Redacción.- Por acuerdo tomado al seno del consejo estatal de seguridad, la Procuraduría General de Justicia del Estado (Pgje), la Secretaría de Seguridad Pública (Sspe), la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR), y efectivos de la Policía Federal, desplegaron células de inspección durante el sábado por la noche y domingo por la tarde, en las centrales camioneras de Tlaxcala y Apizaco.

El objetivo de este operativo interinstitucional, fue detectar armas, drogas, conductas ilícitas y en general todo lo prohibido, por lo que el sábado 28 de diciembre, se formaron dos células de inspección que simultáneamente se instalaron en la central de autobuses de Tlaxcala y en la terminal de Atah y ADO que se ubican en Apizaco.

En ese momento se inspeccionó a un total de 15 autobuses en los tres inmuebles, de diferentes rutas, entre ellas Pachuca-Veracruz, Pachuca- Poza Rica, México-Tlaxcala, así como a un total de 170 personas.

Para esta acción  se empleó un binomio canino a fin de detectar drogas o armas en el equipaje de los turistas, sin que se registrara alguna anomalía, incluso los paseantes se mostraron optimistas por el operativo bajo el argumento de que se garantiza su seguridad al viajar por el estado.

El domingo 29 de diciembre, las revisiones se repitieron en las centrales de autobuses, pero en esta ocasión se inspeccionó a 52 camiones de diferentes rutas y un universo de 466 personas entre hombres y mujeres que viajaban a diferentes partes de la república.

En la terminal de Autobuses Tlaxcala Apizaco, Huamantla (Atah), se aseguró a un individuo por transportar al menos 40 equipos de telefonía móvil y tablets, sin que pudiera acreditar la propiedad de los aparatos electrónicos.

Estos resultados se sustentan en las líneas de acción previstas en el Plan Estatal de Desarrollo 2011-2016, que establece que para sustentar el desarrollo del Estado, es preciso dar prioridad a la vigencia plena del Estado de Derecho, como condición necesaria para garantizar la seguridad de las personas y alcanzar una convivencia pacífica y estable de la sociedad.