PRD enfrentó la elección con sus miserias: Cristóbal Luna
9 de diciembre - 2013

Tlaxcala| Gerardo Orta.- El Secretario General del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Cristóbal Luna Luna, reconoció que la dirigencia nacional del partido del sol azteca abandonó a las huestes perredistas durante la elección extraordinaria, a diferencia de Acción Nacional (PAN) que movilizó a legisladores federales para apoyar a los abanderados del albiazul.
En rueda de prensa, el Secretario General del PRD señaló que su partido enfrentó la elección sin recursos de por medio, y únicamente con saliva y tocando puertas, con lo que dijo, no se ganan elecciones; “Solo somos nosotros con nuestras miserias”, reconoció.

Luna Luna refirió que el PRD no tiene orden ni estructura en estos momentos, ya que no existen liderazgos a nivel local que permitan competir en las elecciones de manera digna.

Lo anterior, al referirse a los pobres resultados que arrojó la elección extraordinaria de este domingo, en donde el PRD se ubicó hasta el tercer lugar con un escaso número de votos en San Pablo Apetatitlán, el distrito XIII con sede en Calpulalpan, y las tres comunidades.

El Secretario General del PRD, confió en que los diputados electos perredistas que lleguen a la próxima legislatura, puedan representar de manera adecuada los intereses de la militancia de izquierda en Tlaxcala, dijo, no como los que están por salir.

En contraste, el Presidente Estatal del PRD, Salvador Méndez Acametitla, se mostró mesurado en sus comentarios y contradijo al Secretario General al asegurar que los resultados de la elección no representan un fracaso para la causa perredista.

Además, se atrevió a acusar que en las sedes de la elección extraordinaria se presentó un dispendio de recursos a favor del Revolucionario Institucional (PRI) y Acción Nacional (PAN), sin embargo no precisó si se presentarán denuncias por sus dichos.

Como ya es costumbre en las declaraciones del líder perredista, comentó que se están recabando las pruebas necesarias para poder analizar la posibilidad  de presentar una denuncia en contra de las prácticas antidemocráticas de los dos partidos hegemónicos.

“No es un fracaso, fue un asunto de dinero y reparto de despensas, la verdad jugó el dinero en la elección; hay gente que se dejó comprar la dignidad”, concluyó.