Mal fin
6 de diciembre - 2013

edgardogentetlx2

La guerra de acusaciones, la descarada compra de votos, los acuerdos bajo el agua y la falta de un árbitro capaz anticipan que nadie se quedará conforme con los resultados de las elecciones extraordinarias del domingo. A estas alturas los magistrados federales ponen en juego la gobernabilidad del municipio de Huamantla al no pronunciarse al respecto

Por Edgardo Cabrera

En Apetatitlán las cosas no pintan nada bien para este fin de semana de elecciones extraordinarias.

La guerra de acusaciones, la descarada compra de votos, los acuerdos bajo el agua y la falta de un árbitro capaz anticipa que nadie se quedará conforme con los resultados en Apetatitlán.

De nueva cuenta la validez de la elección estará en los tribunales y el fantasma de una nueva anulación está presente.

La inmadurez política del triunfador y de los derrotados ponen en charola de plata la instalación de un Concejo Municipal para enero próximo.

En el XIII

Las cosas no son diferentes en el distrito de la discordia, las campañas negras estuvieron en su apogeo y el principal señalado fue el alcalde electo, Vicente Hernández Roldán, viejo mapache priísta que migró con el orticismo al PAN donde perfeccionó las técnicas.

Aunque entre el PRI y el PAN está la diputación, quien más pierde en caso de una derrota es el tricolor y su candidato, Noé Rodríguez, pero también será quien más gane ante un eventual triunfo.

En el XIII la victoria depende de la chiquillada, Panal, Verde y PAC serán los que inclinen la balanza.

Réquiem

El árbitro será el principal observado en las extraordinarias del domingo.

Ni los mapaches, ni los candidatos tramposos, ni los chantajistas causan tanta preocupación como los consejeros electorales y su presidenta.

El más mínimo error será causa para enrarecer el clima de la jornada electoral y marcará la legitimidad de los triunfadores.

Si no pueden con los comicios del domingo su salida se acelerará para enero, de lo contrario, podrán descansar tranquilos unos cuantos meses más.

Una cosa es segura, de que se van, se van.

Incertidumbre

Mientras en la mayoría de los municipios se encuentran en pleno proceso de entrega recepción, con la instalación de los equipos por parte de los electos y los salientes, en Huamantla concluyó una semana más sin certidumbre para la población.

A estas alturas los magistrados federales ponen en juego la gobernabilidad del municipio dado que el alcalde electo no puede realizar una revisión exhaustiva de la administración de Carlos Ixtlapale quien aprovechando el escenario se ha dedicado a dejar un campo minado.

Los que vienen

PAN y PRI se disputan las Secretarías Administrativa y Parlamentaria, así como la dirección de Comunicación Social para 2014. Y si los actuales diputados quieren fortalecer a la Caiptlax y apuntalar la transparencia están obligados a que los más altos puntajes en las evaluaciones sean los elegidos, basta de improvisaciones y caprichos

Por Edgardo Cabrera

Entre los próximos legisladores se han acelerado los cabildeos para repartir posiciones en el Congreso local y la intención es que antes de este domingo se tenga el primer borrador.

Superado el tema de los coordinadores parlamentarios, el primer punto en su ruta crítica es la distribución de los cinco órganos técnicos y administrativos.

Tanto PAN como PRI se disputan las Secretarías Administrativa y Parlamentaria, así como la dirección de Comunicación Social y Relaciones Públicas.

Por lo que tanto azules como tricolores quieren ganar aliados dentro de la chiquillada negociando  el Instituto de Estudios Legislativos o la dirección Jurídica.

Recordemos que en la presente legislatura el PRI se agenció el área administrativa, el PAN la parlamentaria, el PT comunicación social, PS Estudios Legislativos y el Jurídico lo tiene el PRD.

El nuevo panorama electoral y sus resultados de las elecciones de julio dejaron fuera al PT y PS de la repartición, mientras que el PRD a lo mucho podría ratificar el área jurídica, siempre y cuando la chiquillada así lo quiera y no cierre filas con el PRI, PAN o entre ellos.

No hay que perder de vista que a diferencia de la actual legislatura tanto el Panal, como Movimiento Ciudadano y Alianza Ciudadana cuentan con dos legisladores cada uno, por lo que intentan hacer valer su fuerza para quedarse con alguno de los órganos técnicos y administrativos.

Los negociadores saben bien que después del 8 de diciembre cambiará de nuevo la geografía política por los resultados que se tengan en el distrito XIII. De lograr el PS superar los dos mil votos que necesitan, accederían a otra plurinominal, restándole al PRD una y colocando así a cuatro partidos con dos legisladores.

Lo anterior significará que de manera agrupada esta chiquillada supera al PRD, incluso al propio PAN que se debilitaría en caso de perder la elección extraordinaria a manos del PRI.

Por ello es que a más tardar este sábado se pretende tener listo el primer borrador de la distribución de los órganos directivos alcanzando acuerdos PRI y PAN, principalmente.

Paralelamente los diputados electos ya delinean lo que serán las comisiones ordinarias en donde todo apunta a mantener una alianza tricolor-azul. No hay que perder de vista que a ambos institutos políticos les interesa apuntalar consensos dado que el PAN controlará en 2014 la mayoría de las alcaldías importantes, pero el PRI mantiene su hegemonía en el Congreso con sus aliados naturales (PVE y ahora Panal).

En la mira

Los diputados locales en funciones se encuentran bajo la lupa en los proceso de selección de los nuevos miembros de la Caiptlax y de los magistrados que sustituirán a Pedro Molina y Fernando Bernal.

En el caso de la Comisión de Acceso a la Información tienen la oportunidad de redimirse de varios yerros y oscuros acuerdos que han tenido en la recta final de su gestión, principalmente el encubrimiento a alcaldes que malversaron o desviaron recursos públicos.

Con su decisión pueden cambiar el rumbo del organismo que en tres años vino a menos gracias a los actuales consejeros que llegaron deslegitimados por el perverso proceso de selección de hace tres años que incluyó la integración, por ejemplo, de Mayra Romero quien no fue avalada por el sínodo.

Tres años después, por segundo proceso consecutivo, César Vladimir Juárez Aldana obtuvo la calificación más alta en el examen escrito al contestar acertadamente 69 de 80 preguntas. De los inscritos le siguen Jakqueline Ordóñez Brasdefer con 63; Jorge Miguel Hernández Arroyo, 62; Francisco Javier Mena Corona, 61 puntos; Edgar Texis Zempoalteca y Aldo Morales Cruz, 57 aciertos, cada uno, y Ubaldo Ibáñez Huerta, 56.

No obstante Ordóñez Brasdefer ya fue descalificada por supuestamente falsear información, algo que, nos dicen, será litigado.

Por lo pronto, si los diputados quieren fortalecer a la Caiptlax y apuntalar la transparencia están obligados a que los más altos puntajes en las evaluaciones sean los elegidos, basta de improvisaciones y caprichos.

Camaleónica

La característica principal de Martha es la incongruencia, pues sólo en los últimos años ha pasado de partido en partido, dependiendo el mejor postor y sus intereses familiares, como el reciente puesto en el Senado para su hijo Daniel y sus nuevas inclinaciones azules. Si bien es cierto que todo incremento en los servicios genera cierto descontento, el del pasaje fue una medida necesaria

Por Edgardo Cabrera

Martha Palafox sigue en plena carrera para ganarle a la ex senadora Rosalía Peredo el título de la política más camaleónica del estado.

Ahora a la senadora que llegó a una curul abanderando al PT pronto se le olvidó que está cobrando su quincena como representante de una fuerza política distinta a la que ahora sirve.

Para que quedara claro su respaldo al PAN, como recientemente lo ventilamos, públicamente la chaquetera política de plano le alzó la mano al candidato a diputado local por el distrito XIII, Julio Álvarez.

Por cierto, hasta donde se sabe, la legisladora Martha Palafox nunca formalizó su renuncia como militante del PRI. Mientras que desde el Senado apoya al PT cuando le place y según sus intereses.

Y en esta suerte multipolar, en las campañas proselitistas de este año cínicamente ha apoyado a Movimiento Ciudadano, al PRD y ahora también al PAN.

Está claro que lo suyo es un interés particular y faccioso, pues ha visto el ejercicio de la política como agencia de trabajo para familiares y amigos.

En diversas ocasiones, medios nacionales han ventilado los casos en que familiares de Martha Palafox han llegado a puestos en el Senado y en lugares donde ella ha tenido injerencia.

El caso más reciente involucró a su hijo Daniel Palafox Palafox, quien en el mes de octubre asumió la Subcontraloría de Responsabilidades, Quejas y Denuncias del Senado de la República.

Es lamentable que la característica principal de esta política tlaxcalteca sea la incongruencia, pues sólo en los últimos años ha pasado de partido en partido, vendiendo su “capital político” al mejor postor, sin tener compromiso con nadie, mucho menos se puede esperar que esté comprometida con los tlaxcaltecas, con excepción de su familia.

Diferentes aristas

Si bien es cierto que todo incremento en los servicios genera cierto descontento en algunos sectores, no podemos soslayar que el reciente aumento en la tarifa del transporte público fue una medida justa y equitativa, para los concesionarios y los propios usuarios.

En ambos bandos hay inconformidad. Apenas ayer Indalecio Saucedo dijo que es insuficiente el incremento que se les autorizó. En tanto que los usuarios consideran que no se justifica el incremento ante los cortos recorridos y la mala condición de las unidades.

Pero no hay que perder de vista que a pesar del alza constante en los insumos del sector y de las gasolinas, el Gobierno estatal aguantó tres años los embates de los transportistas sin subir el costo del pasaje, contrario a lo ocurrido en el plano federal donde cada año se realizan ajustes.

Por un lado el alza de un peso obliga a los concesionarios a mejorar el servicio y mantener en buenas condiciones sus unidades, pero también impactará directamente en sus familias, no hay que perder de vista que también hablamos de un sector de trabajadores.

Podríamos decir que es equitativa porque es visible que se buscó que, en la medida de lo posible, el impacto para los bolsillos de los tlaxcaltecas fuera el mínimo, no olvidemos tampoco que los señores querían elevar su tarifa hasta dos pesos.

Cabe señalar que el último incremento en la tarifa del transporte público fue autorizado el 12 de noviembre de 2010 en el gobierno de HOO, pero desde ese entonces, la Coordinadora Estatal de Transporte Público ya presionaba al gobierno electo de Mariano González Zarur para que en cuanto iniciara funciones autorizara otro aumento al pasaje.

Desperdigados

Eréndira Elsa Carlota Jiménez Montiel se la cobró a Salvador Méndez Acametitla, luego de que en el proceso electoral ordinario éste último impugnó el orden de la lista de diputados pluris, su correligionaria hace favor para el PAN. Para desgracia de la izquierda tlaxcalteca, en las extraordinarias lo único claro es que se encuentran sin brújula, desperdigados y al mejor postor

Por Edgardo Cabrera

Eréndira Elsa Carlota Jiménez Montiel se la cobró a Salvador Méndez Acametitla, luego de que en el proceso electoral ordinario éste último impugnó el orden de la lista de diputados pluris.

Recordemos que a Salvador poco le importó ser el dirigente estatal e inició un proceso legal en contra de su propio partido para mover a Eréndira de la segunda posición y colocarse él para asegurar entrar al Congreso.

Como no prosperó su juicio, se resignó a quedarse en el tercer lugar y ocurrió el milagro, los resultados de julio pasado le permitieron colarse como diputado electo.

Cínico, pensó dejar atrás las diferencias y coqueteó con doña Carlota para hacerla su aliada y conseguir ser el coordinador parlamentario.

Su plan fracasó de nuevo y se quedó sólo, pero no sólo eso, este 8 de diciembre Chava el perredista puede perder la diputación ya que su candidato en el distrito XIII no figura.

Tan mal se encuentra el del PRD que se disputa con el representante del Movimiento Ciudadano el último lugar.

Es precisamente Eréndira quien se encargó de cavar la tumba de su correligionario al acudir al distrito de la discordia para hacer campaña, pero no para el PRD, sino para el candidato del PAN.

Pero no sólo eso, la neo petista senadora Martha Palafox también le dio la espalda a quien sería su aliado natural y se inclinó también a favor del panista.

Con este panorama y dadas las amplias posibilidades de hacerse de una diputación más, Rosalía Peredo instruyó a los socialistas echar toda la carne al asador en busca de 2 mil votos que les permitan arrebatarle al PRD el espacio de Salvador, donde nadie quiere meter las manos por él.

Por ningún lado

Pero la pesadilla de Méndez no se encuentra sólo con Eréndira y Martha, hoy aliadas del PAN. Por el lado del PRI se abrió otro boquete al PRD.

El suplente de Noé Rodríguez Roldán es el perredista Alfonso Javier Romano Martínez, recientemente candidato a la alcaldía de Nanacamilpa y segundo lugar en el proceso electoral ordinario.

El ex abanderado amarillo jaló al tricolor a los principales liderazgos de su partido en ese municipio, pero además fue factor para sumarle a Noé el resto de los candidatos a la alcaldía que fueron derrotados y formaron un bloque en contra de la panista alcaldesa electa Lilia Olvera Coronel.

También en las municipales

En Apetatitlán la situación no es diferente, el ex candidato perredista abiertamente hace campaña a favor del PAN.

En tanto que a favor del PRI se encuentra otra ala del Sol Azteca además de los ex candidatos de los partidos de izquierda Fernando Meneses del PS y José Flores del PT, que se sumaron a la alianza integrada por el Verde y a la cual también se sumó el ex abanderado del Panal Bernardo Suárez.

Para desgracia de la izquierda tlaxcalteca, en las extraordinarias lo único claro es que se encuentran sin brújula, desperdigados y al mejor postor.

Sin cuartel

La disputa por Apetatitlán anticipa algo sorprendente en la historia moderna de nuestro estado, estamos ante el fantasma de una nueva anulación. En el caso del distrito XIII la balanza se encuentra entre el PRI y el PAN. Tan importante resulta para el tricolor esa diputación que el fin de semana vino a Calpulalpan su líder nacional para poner en marcha la marea roja

Por Edgardo Cabrera

Las elecciones extraordinarias se convirtieron en una guerra sin cuartel donde las acusaciones, denostaciones e incluso improvisación fueron los temas que se privilegiaron en las campañas.

Eso sí, pese a las reiteradas quejas de uno y otro bando -en el sentido de actos ilegales como el condicionamiento del voto- a la fecha no se han presentado pruebas contundentes que nutran una denuncia de carácter penal o electoral.

En Apetatitlán, por ejemplo, se ha acusado desde la injerencia de funcionarios estatales para favorecer presuntamente al candidato priísta, hasta la entrega de árboles de navidad y pipas de agua a favor supuestamente del abanderado del PAN, o el uso de universitarios y recursos de la UAT para apuntalar al PAC.

Y es precisamente la disputa por la alcaldía de Apetatitlán la que anticipa algo sorprendente en la historia moderna de nuestro estado, estamos ante el fantasma de una nueva anulación de la elección derivada de varios factores.

El principal: la difusión de spots en radiodifusoras estatales mediante los cuales se promocionó con una semana de anticipación el candidato del PAN, Valentín Gutiérrez.

El culpable: el Instituto Federal Electoral y su comité de Radio y Televisión que fue incapaz de procesar oportunamente el cambio en la fecha de las elecciones extraordinarias, modificar el pautado de espacios oficiales en medios electrónicos y frenar la difusión de los spots.

Si bien el aspirante a la alcaldía no tuvo la culpa, tampoco su partido, el hecho es que sus contrincantes se sintieron afectados e impugnaron el registro de Valentín.

No obstante nos dicen que dicha impugnación no procederá ya que se encuentra mal planteada al inconformarse con el registro, por lo que se anticipa que será desechada.

Ante ello, se analiza una nueva inconformidad en la que el eje de la impugnación sea el error del IFE para lo cual se solicitará de nueva cuenta la anulación de la elección.

Los que saben de leyes aseguran que están dadas las condiciones para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se pronuncie en el sentido de ordenar un nuevo proceso extraordinario, pero también para que se castigue al IFE.

Todo indica que con ello el Congreso local deberá nombrar un consejo municipal que asuma las riendas de la comuna de Apetatitlán a partir de enero en tanto se organiza una nueva elección.

De concretarse el anterior escenario, Tlaxcala se convertirá en el hazme reír en materia de elecciones.

Nuevo escenario

En el caso del distrito XIII la balanza se encuentra entre el PRI y el PAN. Tan importante resulta para el tricolor esa diputación que el fin de semana vino a Calpulalpan su líder nacional para echar a andar la marea roja para el próximo domingo.

Mientras que el PRD se encuentra fuera de la jugada y, por cierto, por los resultados del próximo 8 de diciembre están en riesgo de perder la diputación plurinominal de su dirigente Salvador Méndez.

Al interior de la mayoría de las tribus perredistas existe enorme interés por perder, sí, leyó bien, perder con la clara intención de quitarse de encima a Méndez a quien ya no soportan por sus ambiciones personales.

No hay que perder de vista que a excepción de él, todos los demás diputados electos acordaron impulsar a Tomás Orea como su coordinador parlamentario.

edgardocabrera_morales@hotmail.com 
http://www.facebook.com/gentetlx
http://www.facebook.com/edgardocabreramorales
twitter @gentetlx