Esclarece PGJE homicidio perpetrado en la Loma Xicohténcatl
4 de julio - 2013

pgje44415:00 Jueves 04 de julio 2013 |Tlaxcala| Redacción.- El trabajo coordinado y de campo del personal que labora en las distintas áreas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (Pgje) permitió la captura de tres sujetos, entre ellos un menor de edad, que privaron de la vida a un trabajador de la construcción, cuyo cadáver fue localizado en la colonia La Loma Xicohténcatl, municipio de Tlaxcala.

El móvil de los individuos hoy recluidos en el Centro de Reinserción Social (Cereso), fue que la noche del 23 de junio se encontraban en compañía del hoy occiso ingiriendo bebidas embriagantes, en la Privada número 1 de la calle 8 Bis, de la colonia la Loma Xicohténcatl, municipio de Tlaxcala, en ese momento, se percataron que éste tenía dinero en efectivo, por lo que decidieron despojarlo de sus recursos.

Para ello, utilizaron un arma punzo cortante con la que lo hirieron en diversas partes del cuerpo para después arrojarle un block en la cabeza, situación que le propició la muerte. A la mañana siguiente, su cuerpo fue localizado.

Ante esta situación, el Agente del Ministerio Público asociado del equipo de investigación se constituyeron en el sitio en mención y realizaron las diligencias correspondientes del levantamiento del cadáver y su traslado al Servicio Médico Forense (Semefo) donde después del examen post mortem, se conoció que la muerte de quien en vida respondió al nombre de Héctor Hernández González de 46 años de edad, se debió a inhibición secundario a contusión profundo de cuello.

De inmediato, la Policía Ministerial se abocó a las pesquisas correspondientes a fin de esclarecer el homicidio, por lo que al realizar su trabajo de campo, conocieron que el hoy occiso frecuentaba a unos sujetos con quienes habitualmente ingería bebidas embriagantes en el sitio donde fue localizado sin vida.

Con esta información, el 1 de julio, a las 21:00 horas, los adscritos a la Pgje montaron un sigiloso operativo en las inmediaciones del hallazgo, y observaron que un sujeto merodeaba por el lugar con actitud sospechosa, por lo que fue interceptado para conocer el motivo de su presencia.

Acto seguido, el sujeto manifestó que acudía a ese sitio para ingerir bebidas embriagantes, por esa razón y con la finalidad de obtener más información relevante para el caso, los agentes lo trasladaron a las instalaciones de la Pgje, a fin de que rindiera su declaración en relación a los hechos, a lo que inicialmente no tuvo inconveniente.

Sin embargo, al estar en la Procuraduría General de Justicia del Estado, trató de corromper a las autoridades y les entregó la cantidad de 100 pesos en efectivo a cambio de que no continuaran con las indagatorias; sin embargo, estos no se dejaron corromper y pusieron a disposición del Agente del Ministerio Público a Andrés Pérez Serrano alias “El Títere”, de 35 años de edad.

Más tarde, durante su declaración preparatoria, Pérez Serrano reconoció haber privado de la vida a Héctor Hernández, con la ayuda de dos individuos de nombres Joel Solares Pérez alias “El Tacuballo” de 18 y Pedro N., de 16, con quienes se encontraba alcoholizándose el día del homicidio.

Por lo anterior, los detectives montaron un operativo para detener a los cómplices, por lo que el 30 de junio, fueron informados que Joel Solares Pérez, se encontraba en los separos preventivos de la Dependencia, ya que en estado de ebriedad, lanzó desde el interior de su domicilio botellas de licor y blocks hacia una patrulla de la policía estatal.

Asimismo, al continuar con las pesquisas, el 2 de julio capturaron a Pedro N., en el municipio de Apizaco, y lo pusieron a disposición del Agente del Ministerio Público Especializado en Procuración de Justicia en Adolescentes.

Por separado, los inculpados reconocieron que el 23 de junio, se encontraban en compañía del hoy occiso ingiriendo bebidas embriagantes, cuando observaron que traía consigo dinero en efectivo, por lo que decidieron despojarlo del recurso, para así poder comprar más alcohol.

Agregaron que lo sometieron, lo hirieron con un arma punzocortante en varias partes del cuerpo y finalmente lo golpearon con un block en la cabeza, hasta que lo privaron de la vida.