No tengo deudas políticas, por eso haré un cambio verdadero: Rafael Ortega
16 de junio - 2013

rafael_ortega15Domingo 16 de junio 2013 |Tlaxcala| Enrique Morales.- “No tengo ninguna deuda política, mi candidatura surge de la sociedad, por eso llego sin ataduras para poder emprender un cambio verdadero en el ayuntamiento a fin de arreglar de raíz lo que no funcione en beneficio de los ciudadanos”, fue el mensaje de Rafael Ortega, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la presidencia municipal de Apizaco, ante vecinos de El Cerrito de Guadalupe, Santa Anita Huiloac y habitantes de la colonia Centro.

En diferentes reuniones realizadas este día, Rafael Ortega sostuvo que los apizaquenses no pueden esperar otros tres años para ver si los políticos tradicionales cumplen con lo que desde hace mucho tiempo tuvieron que hacer para darles soluciones a los problemas de la gente.

Señaló que la política, en los últimos años, se ha ejercido de una manera deficiente para beneficiar a unos cuantos cuando esta debe de ser una manera para poder servir a la sociedad.

“Algunos me han tachado de que no soy político, que me debo dedicar sólo torear, yo les voy a demostrar a ellos, luego de este 7 de julio, que para ser presidente municipal de Apizaco no hay que tener 20 años de carrera política, hay que tener sensibilidad, hay que ser una persona que entienda las necesidades de los demás, hay que ser un ciudadano que quiera a su tierra”, dijo Rafael Ortega.

Sobre su campaña el abanderado priista comentó que ha sido de propuestas, “no estamos derrochando el dinero del pueblo en regalos que empeñan el futuro y bienestar de las familias de Apizaco”.

Agregó que ha recorrido la ciudad y sus siete comunidades, “estoy caminando todos los días por las colonias de la ciudad y me estoy enterando de todas las necesidades que hay para empezar a trabajar en las soluciones desde los primeros momentos de mi gobierno”.

Por último, el abanderado del PRI pidió a los ciudadanos no confiarse este 7 de julio y salir a expresar con su voto que es momento de hacer un cambio verdadero.