El de la mano
12 de junio - 2013

Más allá de hacer valer su peso en la dirigencia con fines dictatoriales, el señor Sergio evidencia falta de labor política para cohesionar a la fracción del PAN. A quien parece irle mal en su campaña en busca de la diputación local por el II distrito es a la priísta Juana Cruz Bustos. Varios candidatos externos del PS se han convertido en carne de cañón ó sujetos de negociación de la propietaria de la franquicia

Edgardo Cabrera

El de la mano. En pleno proceso electoral, Sergio González dio una muestra más de su falta de liderazgo luego de que seis de sus siete diputados locales desconocieron como coordinador a Miguel Meléndez y nombraron a Patricia López Aldave como su nueva representante. Lejos de conciliar, el oriundo de Texoloc -contratado como dirigente- salió al paso del madruguete y desconoció la acción de las seis panistas “rebeldes” dándole el espaldarazo al único varón azul en el Congreso local. Bastaron unos días y seguramente de algunas presiones para que una de las inconformes, Rebeca González Hernández, reculara de su postura y acusara a López Aldave de protagonista.

Ni tan Larga. Pero más allá de hacer valer su peso en la dirigencia con fines dictatoriales, el señor Sergio González muestra falta de labor política para cohesionar a su fracción y evitar el golpeteo interno que evidencia las ansias de poder de las suplentes diputadas panistas, por cierto, opositoras a una dirigencia autómata. Pero la disputa por la coordinación de la bancada anticipa otra guerra para frenar el regreso de los legisladores propietarios convertidos, varios de ellos, en miembros del PAC.

Mala estrategia. A quien parece irle mal en su campaña en busca de la diputación local por el II distrito es a la priísta Juana Cruz Bustos. La razón: su negativa a ceder un fragmento de terreno en Totolac para ampliar la calle denominada 20 metros. En el predio en comento se encuentra establecido un centro de verificación vehicular. Dada su ubicación –al final de la calle- el terreno entorpece la circulación convirtiendo la zona en un cuello de botella. Aunque en plena campaña le han solicitado ceder unos cuantos metros en beneficio de la población, la candidata se ha negado ocasionando el malestar de los vecinos.

Además. Pero el predio es lo de menos, en Totolac no es bien vista su aspiración debido a que ya gobernó una vez el municipio, pero no sólo eso, sino porque su esposo, Rubén Santacruz Caltempa también fue alcalde. Su búsqueda por la diputación es interpretada como el afán de una familia por mantenerse en el poder, y eso de los gobiernos familiares se convierte en voto de castigo por parte del electorado, ahí están los casos de Héctor Ortiz y Alfonso Sánchez Anaya.

Recuerdo. Y ya que salió a colación el señor Rubén Santacruz Caltempa, en estos días de campaña su recuerdo salió a relucir. El militar retirado fue encargado de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y fue separado por la Función Pública ya que nunca presentó su declaración de cierre al puesto que ostentaba como asesor en la misma dependencia pero en la administración de Héctor Ortiz. En el tiempo que estuvo al frente de la SSPE estalló uno de los conflictos mayores en la administración de Mariano González Zarur cuando policías paralizaron labores y efectuaron plantones que terminaron en el encarcelamiento de algunos de ellos y que la Policía Federal asumiera el mando de manera temporal de los uniformados.

Inconformidad. También en el PS crecen las inconformidades pero en este caso por parte de varios candidatos. Resulta que varios de sus abanderados externos se han convertido en carne de cañón o simples objetos de negociación de la propietaria de la franquicia. Candidatos a diputados y alcaldes han constatado que Rosalía Peredo mantiene acercamientos con Héctor Ortiz, franquiciatario del PAC. Incluso, se han caldeado los ánimos en algunas reuniones con sus dirigentes a quienes les han reprochado el doble juego de la alumna más avanzada de Beatriz Paredes.

Para muestra. Los candidatos socialistas negociados han resentido el abandono de su partido el cual los ha dejado sin financiamiento para su campaña. El verdadero interés de la cúpula partidista se centra en un par de diputaciones plurinominales, fortalecer su pacto con el sindicato 7 de mayo, y alcanzar un par de alcaldías.

La Pista. Seguirle la pista a un candidato que ofrece planchas y otros electrodomésticos a cambio de voto. Cínico, asegura que tiene dos tráileres con dichos productos que le despojó a una ex candidata a la gubernatura. ¿Sabrá algo el de las bardas pidiendo “cárcel” para otro ser deshonesto?

edgardocabrera_morales@hotmail.com 


http://www.facebook.com/edgardocabreramorales


twitter  @gentetlx