Asesina a su amante por pedirle que abandonara a su familia
9 de junio - 2013

15:50 Domingo 09 de junio de 2013 |Tlaxcala| Redacción.- El homicidio de una mujer vecina del municipio de Apizaco, cuyo cadáver fue localizado en un predio ubicado en el estado de Puebla, fue esclarecido gracias a las investigaciones que realizó la Policía Ministerial adscrita a la Procuraduría General de Justicia del Estado (Pgje) ya que logró detener al homicida, con quien la víctima mantenía una relación amorosa.

La captura del hoy inculpado, derivó del trabajo de campo por parte de la Policía Ministerial del Estado, posterior a la Averiguación Previa interpuesta en el mes de octubre del año 2012, por la desaparición de quien en vida respondió al nombre de María Teresa López Leal, de 52 años de edad y vecina del municipio de Apizaco.

Al abocarse a las pesquisas, los detectives policiacos obtuvieron información relevante para el caso, ya que la última vez que fue vista con vida la hoy occisa, fue con Artemio Romano Leal de 48 años de edad, con quien la victima mantenía una relación amorosa desde el año 2011.

Con esta información, el Agente del Ministerio Público documentó las pruebas contundentes y obsequió a la Policía Ministerial una orden de comparecencia en contra del presunto responsable. De esta manera, el 6 de junio del año 2013, a las 22:10 horas, los detectives localizaron en la colonia Covadonga, municipio de Apizaco, a una persona cuyas características fisionómicas coincidían con las del sospechoso.

De inmediato, los detectives policiacos se aproximaron al individuo y al corroborar que se trataba de Artemio Romano Leal, le informaron de la orden de comparecencia en su contra, por lo que inicialmente aceptó acudir a la Pgje; sin embargo, en el trayecto agredió física y verbalmente a los agentes con la intención de evadir a la justicia; no obstante, su intento fue frustrado ya que fue asegurado y puesto a disposición del Agente del Ministerio Público.

Durante su declaración ministerial, el hoy inculpado reconoció haber privado de la vida a María Teresa López Leal, con quien mantenía una relación amorosa. Relató, que el 21 de octubre del año 2012, acudió al predio denominado “Oyameyo”, ubicado en la localidad de Pedernales, municipio de Ixtacamitlán, Puebla, en compañía de la hoy occisa con la intención de realizar trabajos de agricultura.

Agregó que en ese momento, la agraviada lo llevó debajo de un árbol donde lo amenazó con un arma punzo cortante y le exigió que dejara a su familia para quedarse con ella.

Posteriormente, el presunto responsable tomó un tronco que se encontraba en los alrededores y le propinó un golpe en la cabeza de la víctima; no obstante, agregó que notó que aún continuaba con vida, por lo que la golpeó en tres ocasiones más hasta que la asesinó.