No se equivoquen
7 de junio - 2013

“No se equivoquen en Apizaco”, fue el mensaje que salió del número 3 de Plaza de la Constitución. El PAN decidió judicializar la elección y sus abogados ya tienen los primeros logros. PAN, Panal y PS se autochamaquearon: si no veían equidad para qué se sumaron a un pacto. El “cemento-gate” quedó sólo en mucho ruido y pocas nueces. Hugo Morales Alanís le dio los primeros frutos al diputado perredista Gelacio

Edgardo Cabrera

Lluvia de impugnaciones. En el PAN han decidido judicializar la elección y sus abogados siguen trabajando intensamente para impugnar a sus contrincantes. En Apizaco obtuvieron el primer revés contra el abanderado del PT-PRD ya que la Sala Electoral admitió la revisión de la documentación del registro del petista porque todo indica la existencia de anomalías. Mientras que en Calpulalpan, al priísta Noé Rodríguez le iniciarán un proceso por la presunta utilización de la religión en actos públicos, no hay que olvidar que por esa misma razón hace algunos años tiraron el triunfo de Fulgencio Torres en Zacatelco.

Chamaqueados. Las dirigencias del PAN, Panal y PS se autochamaquearon el pasado 22 de mayo cuando se adhirieron al pacto para la equidad en los comicios locales; les bastaron dos semanas para desistirse y levantarse de la mesa de diálogo. ¿Si no veían un piso parejo para qué se sumaron?, es más, yo diría, qué han hecho para elevar el nivel de sus campañas y sus discursos, ellos mismos han violado la equidad en los ayuntamientos que gobiernan o donde tienen poderosos intereses, eso es evidente. En tanto que el PRD y PAC, quienes desde un inicio no fueron, resultan menos raspados al mantenerse ajenos del pacto.

Marea roja. En el PRI la próxima semana desplegarán la “marea roja” en busca de posicionar a sus candidatos. La idea es contrarrestar el despliegue de propaganda que tiene el PAC, PRD y PAN. Esta semana los operadores, coordinadores y candidatos se enfocaron en la operación cicatriz.

No se equivoquen. “No se equivoquen”, fue el mensaje que salió del número 3 de Plaza de la Constitución con relación al municipio de Apizaco, convertido hoy en la joya de la corona de está elección. Y para que el mensaje quedara más claro, fue integrado a la campaña de Rafael Ortega, José Antonio González Zarur, quien no sólo es hermano del gobernador, sino uno de los principales operadores políticos del PRI en la ciudad rielera.

Tercios. Al cierre de la primera semana de campaña, en Apizaco las preferencias ciudadanas se centran en tres, el panista Jorge Luis Vázquez, el priísta Rafael Ortega y el ecologista Gregorio Cervantes, de ahí que realizan ajustes sobre la marcha. Por ejemplo, Jorge Luis Vázquez Soto, subsecretario de Salud y padre del candidato del PAN, se separó de la SESA. El petista, rezagado ya, en un acto de desesperación llamó a debatir. El del PAC, tan resignado está que recicló la propaganda que utilizó en busca de la diputación. Y los otros dos candidatos, el del PS y Movimiento Ciudadano, podrían ser llamados a declinar.

Cemento-gate. La detención de tres tráileres cargados de cemento en Tzompantepec y San José Teacalco se quedó en sólo escándalo mediático. Perredistas fueron los “cazamapaches” del cargamento que según ellos fue financiado por el PRI para la compra de votos. El “cemento-gate” no pudo ser acreditado por lo que los retenidos por la autoridad municipal salieron libres. El gobierno estatal se deslindó del material y la Sedesol también. El caso, fue algo así como “mucho ruido y pocas nueces”.

Los hilos de Montiel. Hugo Morales Alanís le dio los primeros frutos al diputado perredista Gelacio Montiel. El ex magistrado Morales sabe muy bien que la información es poder, y en su calidad de director jurídico del Congreso madrugó a los priístas al dar a conocer el fallo de un juez de Puebla respecto a la nueva Ley de Pensiones Civiles y lo “vendió” como un revés al Ejecutivo estatal –principal impulsor de la norma-. Sin embargo el caso aún no está totalmente concluido, y por el contrario, el mismo juzgador no se pronunció por el procedimiento mediante el cual se aprobó la ley por lo que la dejó firme. El caso aún no está concluido. Hugo Morales gusta del protagonismo y escándalo, además de que sabe bien que al PRD le debe el puesto, y hoy, señores, son tiempos de elecciones.

edgardocabrera_morales@hotmail.com 


http://www.facebook.com/edgardocabreramorales


twitter  @gentetlx