Grito de guerra
5 de junio - 2013

En lo que se anticipa una lluvia de ataques mediáticos, PAN y PRD abandonaron el pacto electoral. Y en el PAN la impugnación contra Alejandro Aguilar en Huamantla pone en riesgo el triunfo de este partido. En el PRD ellos mismos se pusieron la soga al cuello con varios personajes externos. En eso de las tarjetas telefónicas el delegado del PRI regó el tepache. En búsqueda de inmunidad el edil de Contla vendió su alma al diablo

Edgardo Cabrera

Pacto. En lo que podríamos anticipar una lluvia de ataques y denuncias mediáticas, el PAN y PRD decidieron abandonar la comisión especial creada para la vigilancia del proceso electoral de Tlaxcala. Ambos partidos acusan al PRI de realizar una campaña inequitativa utilizando los recursos del gobierno federal y estatal. La gota que derramó el vaso fue el tema de las tarjetas telefónicas que ha repartido el tricolor promocionando a sus candidatos, aunque, sobra decir, al momento no han podido sustentar eficazmente una denuncia penal donde comprueben el dispendio de recursos, de ahí que su principal defensa –por el momento- fue retirarse del pacto.

No ayudes compadre. En eso de las tarjetas telefónicas el delegado del CEN del PRI, Manuel Cavazos Lerma, regó el tepache al tratar de defender a su partido. Cuestionado por la prensa no supo dar una clara y convincente explicación del financiamiento del material propagandístico, es más, ni de cómo se usan los plásticos. Ahora sí, como inmortalizó William Shakespeare: “es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras”.

Al grito de guerra. Y ya sin el PAN ni el PRD en el pacto, seguramente saldrán a relucir también las malas prácticas de la oposición. Por ejemplo, la colocación de propaganda en lugares prohibidos, el rebase de topes de campañas en eventos masivos (como los bailes de arranque de los candidatos a alcaldes), el uso –también- de dinero público para impulsar a sus candidatos en los municipios que gobiernan, en fin, ahora sí como dijeran los clásicos, “comenzó a agarrar calor el proceso electoral”.

Candidatos removidos. Su retirada del pacto también es parte de una cortina de humo generada para reducir el impacto negativo de los reveses legales que se han multiplicado por sus respectivos procesos internos. En el Sol Azteca no hay semana que pase sin una mala noticia. Apenas el lunes les ordenaron reponer el proceso mediante el cual nombraron a Antonio Mendoza como candidato en Chiautempan, además de que por multas derivadas por su mala defensa legal ya suman algo así como medio millón de pesos.

Duro golpe. En el PAN la impugnación contra Alejandro Aguilar en Huamantla pone en riesgo el triunfo de este partido en uno de los dos municipios importantes donde mas claramente se les ven posibilidades de refrendar o hacerse de las alcaldías. En caso de que el albiazul termine por ceder a los intereses de quienes promovieron el recurso legal, el diputado local con licencia aparecerá en las boletas respaldado con el PAC, partido que podría llevarse la gloria.

Caso Huamantla. Por cierto que la interesada en promover la impugnación contra Alejandro Aguilar es María del Carmen Cervantes López, quien insiste en ser candidata aunque sus posibilidades de triunfo son mínimas. Varios sectores de Huamantla no olvidan que cuando su hermano –José Raúl- fue presidente enfrentó una denuncia por peculado al no justificar un gasto de más de 9 millones de pesos de recursos federales para realizar 46 obras públicas. Por este caso se inició la Averiguación Previa PGR/TLAXCALA-1/476/2010. María del Carmen es arengada por el rencor de los grupos panistas antagónicos a Aguilar.

Soga al cuello. En el PRD ellos mismos se pusieron la soga al cuello ya que en su afán “democrático” decidieron abrirle las puertas a varios personajes externos, incluso, ignorando sus antecedentes turbios. Esos camaleónicos sujetos son quienes ahora mantienen impugnados a los candidatos.

Diablo. En búsqueda de inmunidad el edil de Contla, José Rodríguez, vendió su alma al diablo. Y es que después de ser aislado por su partido (el PRI) ante los malos resultados de su administración, se sabe que pactó con el PAC y su candidato en el III distrito, Felipe Hernández, para que en caso de llegar al Congreso lo ayude a “limpiar” sus cuentas públicas. Tan evidente es su alianza que no tuvo empacho en ser anfitrión de un festival de paellas al que asistieron los líderes del PAC.

edgardocabrera_morales@hotmail.com 


http://www.facebook.com/edgardocabreramorales


twitter  @gentetlx