Espectacular caravana motociclista en Apizaco
2 de junio - 2013

14:58 Domingo 02 de junio de 2013 |Tlaxcala| Enrique Morales.- Espectacular y animada caravana de motociclistas profesionales realizó la Hermandad de Motociclistas de Apizaco, en Apoyo de los candidatos del PS, José Vicente Hernández y Luz María Vázquez.

Alrededor de un centenar de motociclistas profesionales arribaron desde diversos puntos como Zacatlán, Chignahuapan, Huamantla, Tlaxco, Calpulalpan, Distrito Federal y Apizaco para participar en el recorrido en apoyo de los candidatos del PS.

José Vicente Hernández Hernández candidato a presidente municipal y Luz María Vázquez Ávila candidata a diputada local del Distrito XV, fueron los anfitriones.

A medida que llegaban los “caballos de acero”, frente a la explanada de la Basílica de Nuestra Señora de la Misericordia, la gente se arremolinó para admirar las espectaculares motocicletas y tomarse la foto.

La fiesta de la hermandad de Motociclistas se vio concurrida, ahí los candidatos recibieron muestras de apoyo y palabras de aliento en la campaña que realizan.

Hombres y mujeres observaban curiosos esta novedosa forma de realizar campaña en Apizaco, que marca la pauta de un firme y decidido apoyo al deporte e incluso para organizar eventos de alta competencia a nivel local, regional y nacional.

A medida que se preparaban las motocicletas para la salida, aumento la adrenalina entre los asistentes, entre el potente rugir de los motores, la vestimenta de los motociclistas quienes gustosos posaban con los candidatos, las familias y los niños.

Este detalle de la campaña de proselitismo fue reconocido con aplausos en los momentos en que inició el recorrido que se realizó por las principales calles de Apizaco.

Al frente de la caravana, los abanderados del PS recibieron más muestras de apoyo, principalmente porque fue un evento organizado profesionalmente, respetando los señalamientos y las vialidades.

La caravana pasó por la maquinita, por el mercado Guadalupe, enfiló rumbo al boulevard Emilio Sánchez Piedras, para arribar a la colonia “El Tetel”, y finalizó con una convivencia en el Parque Nacional de la Malintzi.