Acepta PRI repartición de tarjetas telefónicas; no aclaran inversiones
31 de mayo - 2013

12:00 Viernes 31 de mayo 2013 |Tlaxcala| Gerardo Orta.- El Delegado en Tlaxcala del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manuel Cavazos Lerma, reconoció que días después del inicio de las campañas a diputados locales, se comenzaron a repartir las tarjetas telefónicas que han sido expuestas por partidos de oposición.

En rueda de prensa, el representante el PRI nacional destacó que las tarjetas telefónicas no tienen la intención de solicitar el voto hacia el partido, o bien, para algún candidato en particular pues la repartición de las mismas representa propaganda institucional.

Sin embargo, Manuel Cavazos Lerma divagó al momento de hacer la explicación sobre la repartición de las tarjetas, pues dijo que no pertenecen a ninguna empresa telefónica, y en todo momento evitó referir cantidades específicas sobre lo erogado para la contratación de la empresa que proporciona el servicio de las llamadas.

Incluso, aclaró que el código de la tarjeta puede ser utilizada durante el periodo de campañas que inició el pasado seis de mayo y que concluirán el miércoles tres de julio, para entonces dijo, la tarjeta será cancelada.

Lo único que se limitó a aclarar el delegado tricolor, es que la empresa “NCUBO” de la Ciudad de México, fue la que proporcionó al partido la venta de publicidad a través de las tarjetas telefónicas, cuyas llamadas pueden realizarse únicamente a través de teléfonos móviles de Tlaxcala.

Manuel Cavazos adelantó la posibilidad de que el PRI pueda solicitar el giro de más tarjetas telefónicas, pues la emisión de las mismas se realizó a manera de prueba y se están repartiendo en una primera etapa, de 80 a 100 mil tarjetas.

Asimismo descartó que la inversión que erogó el Revolucionario Institucional para la adquisición de las tarjetas, no fue costeada con recursos de campaña de los candidatos a diputados, sino con dinero del mismo Comité Directivo Estatal.

Cavazos Lerma respondió a los señalamientos de la oposición, al referir que las tarjetas no tienen la intención de comprar votos, además de que la están relacionando de manera directa con la campaña política que en su momento realizó el ahora Presidente Enrique Peña Nieto, a quien no se le comprobó la coacción de votos.

“El PRI no necesita comprar votos”, refirió el delegado tricolor al momento de minimizar las denuncias que podrían interponer partidos de oposición en Tlaxcala; además, agregó que “el que nada debe nada teme”, los rumores –dijo– representan que el resto de los partidos están desesperados por la posición que tiene el PRI en la entidad de cara a la elección del siete de julio.