Transportistas del sur piden al Congreso estudio de Secte para determinar utilidad de mototaxis
28 de mayo - 2013

13:40 Martes 28 de mayo 2013 |Tlaxcala| Gerardo Orta.- La organización “Alianza Nacional de Derechos Humanos y Servicio Informativo de Papalotla”, pidió a diputados locales retomar las pláticas con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes local (Secte) a fin de que se realice un estudio de viabilidad que defina si los mototaxis son operables o no en la región sur del estado.

Al acudir al Congreso del Estado a reunirse con el diputado Carlos Augusto Pérez Hernández, Presidente de la Comisión Permanente, los operadores de esa modalidad de transporte público se dijeron dispuestos a cambiar las motos por vehículos de cuatro ruedas, siempre y cuando se realice dicho estudio.

Los transportistas de Papalotla, solicitaron al diputado priista que motive a la actual titular de la Secte, Gisela Santacruz Santacruz, la realización del estudio que determine si es que existen o no condiciones para que los denominados mototaxis puedan operar en el territorio tlaxcalteca, particularmente en el sur del estado donde pululan estas unidades.

Y es que de acuerdo a Eustacio Xicohtencatl, representante de los inconformes, los transportistas han encontrado en esta modalidad de transporte público una vía honesta de conseguir recursos económicos, pues en su mayoría son personas que pertenecen a la tercera edad y que difícilmente podrían conseguir empleo en otra instancia.

De igual forma pidió que la administración estatal a través de la Secte, evite los operativos policiales en contra de los operadores de mototaxis, pues nuevamente acusaron la intolerancia y abusos de autoridades estatales al momento de realizar el decomiso de unidades.

El representante de los transportistas inconformes destacó que enfrentan un doble problema, pues la mayoría de ellos deben dinero derivados de créditos que solicitaron para comprar las 50 unidades que circulan  en la zona.

“Cada uno debemos entre 30 y 40 mil pesos, sacamos a créditos nuestras unidades y ahora no tenemos con qué pagar por eso les pedimos que nos apoyen, que nos dejen trabajar. Nosotros estamos dispuestos a pagar impuestos, uso de suelo, pero necesitamos el trabajo”, explicó.