Diálogo y consenso traducidos en leyes
22 de mayo - 2013

*Dip. Juan Javier Potrero Tizamitl

Diálogo y consenso son dos palabras fáciles de decir, pero que es difícil alcanzar de manera plena, sin embargo, en el trabajo legislativo del periodo ordinario que concluimos, se puede mencionar de manera satisfactoria que se logró encontrar, lo cual se refleja en la aprobación de diversas leyes y marcos normativos.

Lo anterior cobra especial relevancia en este año, donde los primeros días de trabajo legislativo en Tlaxcala estuvieron marcados por temas donde fue difícil encontrar concordancia en medio de nuestras diferencias habituales y normales como bancadas parlamentarias.

Es por eso que debe resaltarse el trabajo logrado en los últimos meses, donde los diputados locales encontramos los caminos para sacar adelante leyes que pretenden generar mejores condiciones de vida y desarrollo, siento estas leyes siempre perfectibles, pero sentando las bases en este aspecto.

De esta forma, al concluir los trabajos del primer periodo ordinario de sesiones del tercer año de ejercicio constitucional de la LX Legislatura, se avalaron diversos ordenamientos legales relacionados con puesta en marcha del nuevo sistema de justicia penal, oral y adversarial.

Así, el poder Legislativo de Tlaxcala, cumple lo mandatado en la reforma constitucional federal de 2008, por el que este nuevo modelo de justicia deberá entrar en vigor el 19 de junio de 2016.

La entrada en vigor del nuevo sistema de justicia penal, será de forma gradual, con la finalidad de que dicho proceso se lleve a cabo conforme a una debida planeación estratégica que permita entregar a la sociedad tlaxcalteca resultados óptimos.

El trabajo legislativo ha sido constante, se ha aprobado observaciones formuladas al Decreto 161, relativas al Código Penal, enfocando a dar una mejor redacción al integrar la “definición legal de delito” y los “elementos de delito continuado”.

En otro ámbito, con la aprobación de las reformas a los Códigos de Procedimientos Civiles y Civil, ambos del estado de Tlaxcala, la LX legislatura local, fortalece el marco normativo para la protección de los menores y las familias.

La preocupación de los legisladores se extiende a distintos ámbitos de la vida social, por lo cual, con la nueva Ley de Expropiación para el estado de Tlaxcala y sus Municipios, se pretende dotar a los ciudadanos de reglas claras para este procedimiento.

Este marco normativo abrogó un ordenamiento que estaba vigente desde hace 33 años y ahora se tiene un precepto funcional, que se ajuste a las necesidades de cambio, en materia de expropiaciones por causa de utilidad pública.

Entre otras cosas, deseo destacar en estas líneas la aprobación de la Ley de Mejora Regulatoria, por la que se establecen los mecanismos de planeación, diseño, coordinación, implementación, evaluación y comunicación en este rubro.

Con ello, la entidad tendrá regulaciones claras, de fácil cumplimiento, que impongan los mínimos costos con el máximo beneficio social y que promuevan la competencia, la productividad, la innovación, el crecimiento económico y la participación social.

Como se podrá observar, a pesar de un inicio complicado, los diputados locales sacamos adelante temas de importancia para la justicia y el desarrollo económico y social de Tlaxcala.

En la última parte del año de la legislatura, nuestro compromiso es impulsar más leyes y reformas superando nuestras diferencias, con la finalidad de encontrar consensos y acuerdos anteponiendo siempre las necesidades de los tlaxcaltecas.

Como presidente de la Junta de Coordinación y Concertación Política, desde este espacio expreso el compromiso que como diputados tenemos, el de atender los temas prioritarios en los siguientes meses para impulsar leyes trascendentes a favor de la ciudadanía.

*Integrante de la LX legislatura