Bracito rebelde
22 de mayo - 2013

Christian Vaslaf pasó de la gloria de los reflectores al ridículo. Eso de violentar el orden es un mal de familia, Sandra Ixtlapale como candidata es una muestra. Interesante, el poderoso empresario abarrotero Rivera, dio su apoyo a Gregorio Cervantes. El guatemalteco Macías anda muy preocupado porque su campaña no levanta. Y el ombudsman Francisco Mixcoatl se fajó los pantalones e hizo lo que debía

Edgardo Cabrera

Bracito rebelde. Christian Vaslaf Santacruz Montealegre pasó de la gloria de los reflectores al ridículo luego de que reculó su apoyo al candidato del PVEM a la alcaldía capitalina Antonio Velázquez Nava. Apenas el domingo -al acudir al registro del neo ecologista- retadoramente se dijo en “franca rebeldía” con el PRD, partido que le dio la candidatura por el distrito I, y negó así dar su apoyo (mmm) a Francisco Hernández, abanderado del Sol Azteca por la presidencia municipal. Bastaron 48 horas y la advertencia del PRD estatal de proceder a iniciarle un proceso para sustituirlo en la candidatura para que reculara el “bracito rebelde” –por aquel mote que obtuvo su fallecido tío y su papá Ángel Luciano, en clara referencia a los luchadores de la AAA los brazos-.

Fobia lorenista. Sin duda Christian es impetuoso, sin embargo de política sabe poco ya que fue chamaqueado por Velázquez Nava quien lo presumió como uno de sus recientes adherentes. El hijo de Ángel Luciano pretendió darle así un “coscorrón” a Lorena Cuéllar en venganza porque le retiró su apoyo durante el proceso interno. Sin embargo el tiro le salió por la culata.

Mal de familia. La abanderada del PAC en el distrito XV, Sandra Ixtlapale se pasó por el arco del triunfo la normatividad electoral. Además de rebasar –evidentemente- los topes de campaña, la candidata invadió con su propaganda postes de alumbrado público, árboles e incluso propiedad privada en Apizaco y Yauhquemehcan, lo cual es una violación a la normatividad electoral. Eso de violentar el orden es un mal de familia, ahí está su hermano, Carlos, acusado en reiteradas ocasiones por malversar recursos públicos del ayuntamiento de Huamantla; su papá notario, don Carlos, al que medios nacionales le han documentado su participación en el delito de “robo de identidad”; y el otro hermano, Carlitos, beneficiado ilegalmente de una notaria en el último tramo del sexenio anterior. Por cierto, se dice que carretadas de “apoyos” para Sandra llegan desde Huamantla.

Abarrotero ecológico. Recientemente en Puebla fueron vistos reunidos el poderoso empresario abarrotero de Apizaco, Javier Rivera, y el candidato a la alcaldía por el PVEM, Gregorio Cervantes Díaz. Se sabe que el dueño de las exitosas y múltiples tiendas de abarrotes “Rivera” ofreció su respaldo al ecologista con quien mantiene una estrecha amistad. ¿Qué dirán otros candidatos a los que había prometido su apoyo?, interesante.

El Guatemalteco. El ex dirigente del PRD Luis Macías anda muy preocupado porque su campaña en busca de la diputación del distrito XVIII de Huamantla no levanta de ahí que inició una guerra sucia contra sus adversarios a los que ha acusado haciendo uso del photoshop y declarando sin pruebas. La única explicación de su rezago en las preferencias es que para empezar el señor no tiene arraigo en Huamantla ya que lleva algo así como 30 años viviendo en Apizaco; lo repudian por su origen extranjero (en el año 2000 Arturo Tecuatl, entonces vocero del Congreso, documentó que el también entonces diputado había nacido en Guatemala el 20 de febrero de 1951); y para rematar las tribus perredistas afines a Sánchez Anaya, los béjaranos y los de Nueva Izquierda no lo quieren por su falta de palabra e incumplimiento de acuerdos.

Reconocimiento. El ombudsman Francisco Mixcoatl se fajó los pantalones e hizo lo que debía: disculparse públicamente por un comentario discriminatorio realizado por Faviola Fernández Herrera, quien se desempeñaba como abogada adscrita a la Cuarta Visitaduría General, con sede en Apizaco. La semana pasada a través de su cuenta de Facebook la ahora ex funcionaria expresó su repudio por los enfermos de herpes: “que hay herpes en el Cereso…, ya no quiero ir… wacala”, escribió. La reacción fue inmediata y el organismo aceptó el error de su trabajadora, sin embargo la aludida prefirió renunciar a su cargo antes de presentarse a conferencia de prensa para disculparse.

Premio a la discriminación. Lo que no puede ser es que pese a su renuncia voluntaria la CEDH le vaya a pagar un “finiquito” por antigüedad laboral. Si en verdad estaba avergonzada por su comentario discriminatorio también hubiera renunciado a dicho pago ya que su salida no obedece a ninguna injusticia. Ojalá y ahora, en un verdadero acto de arrepentimiento, la abogada destine su finiquito a los enfermos de herpes.

edgardocabrera_morales@hotmail.com


http://www.facebook.com/edgardocabreramorales


twitter  @gentetlx