Proponen en Congreso local reformar Cipet y expedir ley de expropiación
5 de febrero - 2013

Martes 5 de febrero de 2013 |Tlaxcala| Redacción.-  En sesión ordinaria del Congreso local, el legislador Ramiro Pluma Flores, dio lectura a la iniciativa por la que propuso expedir una nueva Ley de Expropiación para el estado de Tlaxcala y sus municipios, con el objeto de que la entidad cuente con un ordenamiento funcional que se ajuste a las necesidades de cambio tratándose de expropiaciones por causa de utilidad pública.

En esta propuesta, dijo, se contempla llevar a cabo el procedimiento administrativo de expropiación, contemplando el derecho de audiencia y especificando los recursos y formalidades esenciales exigidas por ley, con reglas claras y precisas.

Asimismo, se pretende regular el recurso de reversión, ya que se ha establecido, a través de jurisprudencia emitida por los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que cuando los bienes, materia de expropiación, no fueren destinados al fin que dio causa a la declaratoria respectiva, serán reintegrados al patrimonio del o los afectados con la expropiación.

Lo anterior, transcurrido el término de cinco años contados a partir de la publicación de la declaratoria de expropiación en el Periódico Oficial del Estado, sin embargo, se ha omitido cuál será el procedimiento a seguir para resolver el recurso en cita, e incluso qué término tendrá el afectado para su interposición, situaciones que son contempladas en dicha propuesta de reforma.

En esta misma sesión, el legislador Tulio Larios Aguilar, presentó la iniciativa para modificar la Fracción IV del  Artículo 379 y la Fracción II del Artículo 412 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales para el estado de Tlaxcala (Cipet).

En la iniciativa, propone que los votos de los partidos que no alcanzaron el número de votos mínimo, es decir, que no obtengan el cociente electoral en el resultado de la votación total válida, no deben tomarse en cuenta en la aplicación de la fórmula electoral, para asignar los cargos de acuerdo al principio de representación proporcional, esto en cuanto hace a las regidurías en los ayuntamientos.

Larios Aguilar, señaló que al permitir el acceso ilegítimo de los partidos minoritarios a los órganos colegiados de representación se origina la contracción de voces de manera indebida, que a su vez, implica actos indebidos, injustos y faltos de equidad.

Explicó que derivado de la experiencia vivida en algunos ayuntamientos cuando concurren diversas ideologías de regidores que fueron designados aún con la carencia del capital político suficiente y que, aliados, en algunas ocasiones, constituyen la mayoría en el cabildo, aún cuando no alcanzaron el cociente electoral requerido por la ley.

Por lo tanto, si la asignación de regidurías plurinominales se hace a favor de ciertos partidos que no cumplen con el requisito legal del cociente electoral para ocupar dicho puesto de representación popular, es obvio que dicho acto bien puede ser calificado de ilícito o injusto, ya que es jurídicamente inadmisible que se declare regidor electo a quien no obtuvo la votación mínima para ello, concluyó.