México bondadoso
28 de enero - 2013

No resulta extraña la presencia de los toreros españoles en nuestro siempre bondadoso país con los extranjeros, pues algunos toreros, además de cobrar lo que quieran en algunas plazas de México, también fijan condiciones en el ganado que deseen torear.

Gerardo Orta

La crisis financiera en España ha impactado a todos los sectores de dinamismo económico en el país ibérico, y desde luego, el mundo del toreo no ha sido ajeno a esta crítica situación.

Menos festejos, menos empleos, menos cobran los toreros, los más. Y los mexicanos allá, ni se diga, a ver cuántos van este año, principalmente, a la Isidrada en Madrid.

Casualmente en México ha surgido una ola de festejos –importantes y bien planeados algunos– que han revestido las ferias de inicios de año en el país azteca, como dicen en España.

Muchas de esas tardes de toros de inicio de año, son engalanadas por la presencia de toreros ultramarinos, en su mayoría españoles, y el francés de mayor vitrina en la actualidad, Sebastián Castella.

No resulta extraña la presencia de los toreros españoles en nuestro siempre bondadoso país con los extranjeros, pues algunos toreros, además de cobrar lo que quieran en algunas plazas de México, también fijan condiciones en el ganado que deseen torear.

Como es sabido, las figuras extrajeras son importantes imanes a las taquillas para el señor empresario que, busca más allá de complacer a los tendidos, satisfacer su bolsillo aunque mande toros destartalados dignos de una capea populachera que por cierto, tan de moda son en nuestra querida Tierra Brava Tlaxcala, y que distan años luz de una Corrida de Toros SERIA.

Por ello no ha extrañado el desfile de toreros que gozan de un nombre importante en la Fiesta de Toros mundial, ahí está “El Juli”, Morante, Padilla, Talavante, y Castella, por citar algunos, que se han colocado en los mejores carteles del país y en plazas de trascendencia en México, sin contar obviamente la Monumental Plaza México.

Ante la notoria disminución de corridas de toros, principalmente en el país ibérico, los toreros españoles han sido bien acogidos por empresarios mexicanos quienes han aprovechado la trascendencia de los nombres mencionados para poder obtener jugosas ganancias, pese a que algunos digan que la Fiesta está en crisis.

Muchas han sido las sedes que han anunciado carteles de postín, algunos ya pasaron y otros conforman parte de la atractiva agenda en cosos nacionales. León, Guadalajara, Querétaro, San Luis Potosí, y próximamente la Feria Nacional de San Marcos, en el taurino estado de Aguascalientes.

Para Tlaxcala únicamente se ha anunciado una corrida de toros que quizás no traerá a “lo mejor de la tauromaquia” mundial, pero sí presentará a un joven torero mexicano que se ha abierto paso en base a valor, torería y arte, me refiero a Arturo Saldivar, el hidrocálido, que matará corrida en Huamantla en un mano a manos con uno de casa, “El Zapata”. También comparecerá el caballista, Leonardo Hernández.

La cita es el próximo 16 de febrero en La Taurina del municipio mueganero, y la preventa de boletos ya está disponible en el hotel La Posada de Apizaco, y en el Museo Taurino de Huamantla.
Habrá que esperar los carteles o el cartel que se anuncie para una de las ferias más importantes de Tlaxcala, como la que representa la Feria de Apizaco.

En su edición 2013, los festejos taurinos se verán engalanados por la presencia del también rejoneador, Pablo Hermoso de Mendoza el sábado 9 de marzo en la Monumental Rodolfo Rodríguez “El Pana”.

¡Para la historia del toreo!

Y ya que cité el nombre del “Brujo de Apizaco”, no hay que ignorar la cita con el toro que tendrá el próximo domingo en la Plaza Nuevo Progreso de Guadalajara, en donde compartirá cartel con los españoles José Antonio Morante de la Puebla y Alejandro Talavante, este último, entrará al quite por Julián López “El Juli”, quien sufrió un accidente a inicios de la semana anterior.

Dicho festejo forma parte de la campaña de despedida del torero de Apizaco, y que vestirá por alternar con dos de los toreros más pintureros de España, que derraman arte y que junto con “El Pana”, seguramente echarán los duendes al ruedo. ¡Que haya suerte y que sea una fecha de arte para todos!