Clausuran en operativo el “bombay” y “moranda cadillacs”
20 de enero - 2013

Por encontrar diversas irregularidades sanitarias, así como ausencia de medidas de seguridad, señalización y falta de documentación, los inmuebles denominados “Bombay (Lapsus Bar)” y “Moranda Cadillacs”, ubicados en el municipio de Santa Ana Chiautempan y Tlaxcala respectivamente, fueron suspendidos de sus funciones la madrugada del pasado 19 de enero, durante el septuagésimo quinto operativo interinstitucional.

Esta acción coordinada, que tiene como finalidad inhibir delitos como la trata de personas, detectar armas, drogas o cualquier conducta ilícita, se concretó el día 19 de enero, cuando se desplegaron dos células de inspección que de forma simultánea, revisaron los establecimientos con razón social “Bombay (Lapsus Bar)” y “Moranda Cadillacs”.

El primer inmueble supervisado por las autoridades estatales, fue el denominado “Bombay (Lapsus Bar)”, ubicado en Avenida Antonio Díaz Varela, número 72-B, en la colonia Buenos Aires perteneciente al municipio de Santa Ana Chiautempan, en el que se supervisó a 27 personas entre hombres y mujeres, a fin de constatar que no contaran con antecedentes judiciales o que fueran menores de edad, sin que se registrara alguna novedad.

El bar fue suspendido de sus funciones, por personal de la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios de Tlaxcala (Coepris), por incumplir con la Ley de Protección para los No Fumadores, vigente en el estado de Tlaxcala y no cumplir con diversas normas sanitarias. En tanto el Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC), suspendió el establecimiento por falta de documentación y medidas de seguridad.

Simultáneamente, la célula dos se situó en el bar denominado “Moranda Cadillacs”, ubicado en bulevar Revolución, número 32 B-1, en la población de San Buenaventura Atempan, en la ciudad de Tlaxcala, donde se revisó a 60 personas que se encontraban en el interior, tras la inspección, la Coepris suspendió el lugar por no contar con la documentación necesaria.

En tanto, personal del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC), colocó los sellos de suspensión, ya que constató que el establecimiento carece de medidas de seguridad, tales como señalización y falta de documentación, por lo que emitió recomendaciones para que sean subsanadas.

En las inmediaciones de los dos bares, los Agentes de la Policía Ministerial revisaron diez vehículos estacionados, a fin de constatar que no contaran con reporte de robo vigente, en ningún caso se presentó alguna irregularidad.

En esa acción conjunta participaron agentes, peritos y especialistas de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), personal del Instituto Estatal de Protección Civil (IEPC) y de la Secretaría de Salud (SESA), la Policía Federal y visitadores de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).