Venezuela sin Chávez
14 de enero - 2013

“El poder tiende a corromper, el poder absoluto corrompe absolutamente”. Dijo el Inglés Lord Acton (1834-1902). Y eso que ha hecho Hugo Chávez desde que llegó al poder, reducir la oposición, tratar de limitar a los medios de comunicación y especialmente el hecho de quedarse tantos años en el poder, con una democracia fingida o una dictadura disfrazada, pues no ha sido nada grato.

P. Ranulfo Rojas Bretón

Una de la naciones que me caen bien es Venezuela, se me hace un país bello, sin la grandeza de Brasil, ni la soberbia de Argentina, tal vez por tratarse de un lugar sin mucho protagonismo mundial y que no destaca en los ámbitos deportivos, señalado por la belleza de sus mujeres, cuna del gran Simón Bolívar, poderoso país petrolero, con playas y ciudades hermosas. Será pues por todo eso, aunque debo confesar que recientemente he sentido pena por la presencia de tanto tiempo en el poder de Hugo Chávez. “El poder tiende a corromper, el poder absoluto corrompe absolutamente”. Dijo el Inglés Lord Acton (1834-1902). Y eso que ha hecho Hugo Chávez desde que llegó al poder, reducir la oposición, tratar de limitar a los medios de comunicación y especialmente el hecho de quedarse tantos años en el poder, con una democracia fingida o una dictadura disfrazada, pues no ha sido nada grato.

El colmo lo vimos el pasado jueves cuando tendría que haberse presentado para tomar protesta a un cuarto mandato y desde lo oficial se hizo todo lo posible para lograr que se tomara como asumido el poder sin la presencia de quien había ganado las elecciones, o sea de Hugo Chávez y que se decretara que él podía llegar cuando pudiera.

Ese día hubo una gran fiesta y concentración de gente para celebrar el cuarto mandato de Chávez, pero sin Chávez, de pronto me imaginé la fiesta de quince años sin quinceañera, o la boda sin novios. Al final quien detente el gobierno lo hace en circunstancias muy especiales. Sobre todo porque al tratarse de un dictador –aceptado como tal o no- difícilmente podrá tomar determinaciones a título personal, porque siempre habrá el recelo de que si lo hizo con la venia de Chávez o no y tendrá el cuidado de no extralimitarse para no hacer aquello que pudiera molestar a quien representa, no brillar con luz propia de tal manera que opaque al presidente en perjuicio de sí mismo.

La verdad yo siempre creí que Chávez haría una presentación espectacular y llegaría para su toma de protesta, y esto lo pensaba por la personalidad histriónica de Chávez y por gustarle estar en ese lugar y personificar al todopoderoso que no se rinde y que es capaz de vencer cualquier adversidad. Parece que hoy si la enfermedad es seria y que lo está derrotando como nadie de sus pocos opositores lo ha logrado hacer.

Para muchos el final está cerca y luego al ser tan hermético en cuanto a información se refiere, pues se permiten todas las posibilidades en cuanto a conjeturas se refiere. Los rumores llenan el mundo informativo, los analistas hacen sus pronósticos y creo que los mismos seguidores y gente cercana hará sus propias reflexiones. Según muchos están preparados para seguir sin Chávez, lo cual no creo pues no habrá quien llene las botas del general si él no regresa a Caracas y mientras tanto, cuanto más tiempo pase, más debilitado estará el sistema venezolano que ha tenido a Hugo Chávez como centro, principio y fin de todo. De tal manera que la ausencia de Chávez podría resquebrajar el sistema armado por él y para él. Saludo afectuosamente a los hermanos venezolanos, muchos de los cuales se encontraran en la incertidumbre de lo que pasará.