Intenta Silvestre imponer a diputado rijoso al frente de Mesa Directiva
10 de enero - 2013

Jueves 10 enero 2013 |Tlaxcala| Redacción.- Pese a que incurrió en una serie de faltas sancionadas por la ley orgánica, el coordinador parlamentario del PRI, Silvestre Velázquez ordenó a su bancada y “notificó” a la oposición la decisión de imponer al diputado Mario Hernández como presidente de la Mesa Directiva del Congreso.

La intentona de Velázquez abrió un nuevo frente con los partidos de oposición, con la chiquillada y con una parte de su misma fracción parlamentaria, debido a que Hernández protagonizó una pelea con otros legisladores la noche del 31 de diciembre cuando se presentó ante el pleno la iniciativa de la nueva ley de Pensiones Civiles de Tlaxcala.

Durante las negociaciones del miércoles en las que los diputados buscaban llegar a acuerdos para destrabar la integración de la Mesa Directiva así como de la Junta de Coordinación y Concertación Política, y del Comité de Administración, el coordinador parlamentario del tricolor se empecinó en imponer a su correligionario Mario Hernández.

Entre los principales inconformes se encuentran los miembros de la bancada del Partido Socialista ya que consideran que el 31 de diciembre su diputado Víctor Morales fue agredido por el priísta quien defendió con golpes la presentación de la iniciativa.

Adicionalmente, otro bloque de legisladores encabezados por los panistas rechazaron la imposición que quiere concretar Velázquez este jueves ya que advirtieron que Mario Hernández incurrió en los supuestos establecidos en el artículo 32 fracciones V y VI de la Ley Orgánica que considera sanciones a los diputados que provoquen tumultos en la asamblea o profiera injurias y amenazas a uno o varios diputados.

Además de que el artículo 33 ordena que la dieta será disminuida a los diputados que: IV. Se hayan conducido con violencia física en el desarrollo de una sesión.

Por su conducta, consideraron los opositores, el legislador tricolor no garantiza un comportamiento ético, equitativo, cordial y político.