Pensiones; bomba de tiempo
18 de diciembre - 2012

El tema de la reforma a Pensiones Civiles es una cuestión estratégica en las finanzas del Estado, pues su crisis es tan grave que puede poner en jaque el desarrollo financiero y la estabilidad

Fernando Tamayo

En plena temporada decembrina y periodo vacacional fue presentada la Reforma al Sistema de Pensiones Civiles del Estado por el Gobierno Local, a la par de dos propuestas más de parte de dos de los sindicatos más importantes y grandes que existen en Tlaxcala; la Sección 55 del SNTE y el 7 de mayo. El primero, acompañante del Gobierno en las mesas de negociación y sorprendente disidente de la propuesta oficial. El segundo, opositor desde el principio de una reforma contraria a los intereses de sus afiliados.

El tema de la reforma a Pensiones Civiles es una cuestión estratégica en las finanzas del Estado, pues su crisis es tan grave que puede poner en jaque el desarrollo financiero y la estabilidad económica de la Entidad en los años venideros. Frente a esta circunstancia todos los actores, tanto gubernamentales como representantes sindicales, tienen clara la necesidad de modificar el marco jurídico que rige dicho Sistema y permitir un retiro digno de aquellos que durante años sirven día a día a la población desde la labor gubernamental.

Pero, si es de todos conocida la imperiosa necesidad de modificar el Sistema de Pensiones en Tlaxcala, ¿En qué radican las discrepancias entre sindicatos y gobernantes? ¿Qué elementos impiden que existan convergencias entre sindicalizados y representantes gubernamentales? La principal diferencia entre ambas partes tiene que ver con los llamados “derechos adquiridos” por parte de los representantes sindicales quienes mantienen su legitimidad frente a sus representados precisamente gracias a los beneficios que con el paso del tiempo han adquirido en esa relación con el gobierno.

Sin duda, la adquisición de una mejora laboral para cualquier sistema democrático comprometido con el desarrollo social constituye una conquista y beneficia directamente a los trabajadores, circunstancia que no debe ser discutida en cualquier intento de reforma que tenga como objetivo garantizar un retiro digno a los agremiados. El problema radica cuando las conquistas tienen que ver con cuestiones personalísimas que únicamente benefician a la cúpula sindicalista, eso no puede ser considerado como un derecho, sino por el contrario, debe denominarse una prebenda, lo que no solamente debe ser cuestionado sino además sancionado.

En este sentido, la Reforma al Sistema de Pensiones de Tlaxcala debe tener claro que el interés que debe privar en todo momento es el de privilegiar a los sindicalizados, respetar los “derechos adquiridos” de toda la clase trabajadora, evitar y eliminar las canonjías de las que sólo se benefician unos cuantos manteniendo un régimen de retiro que permitan dotar de certeza a todos aquellos que sean parte de éste derecho como trabajador del Estado.

Ahora las iniciativas de reforma se encuentran en el Poder Legislativo, Soberanía que deberá observar todos estos elementos, de lo contrario, el proceso de modificación de la ley será complicado y donde el cobro de facturas no se realizará en el futuro inmediato sino en el mediano plazo a través del arma más eficaz con la que cuenta el sindicalismo en México, la movilización electoral. ¿Quiénes serán los verdaderos beneficiados de tan importante reforma? Al tiempo.

Desde la barrera

El día de ayer fue presentado el cartel de la tradicional corrida navideña del 25 de diciembre en la Monumental Plaza de Toros de Apizaco, con una nueva empresa. Se espera que la afición taurina del Estado goce con un cartel que contempla la participación de Federico Pizarro, Uriel Moreno “El Zapata”, Ignacio Garibay y Luis Bolivar del buen toreo con un cartel suficientemente rematado con toros de Fernando de la Mora. Enhorabuena a los organizadores y que la tarde sea de triunfo para los cuatro espadas.

www.miradasdetalante.blogspot.com
fernandotmy@gmail.com
twitter.com/fernandotmy