Exige el sindicato 7 de mayo frenar reforma del Ejecutivo a Pesiones Civiles
15 de diciembre - 2012

19:48 Viernes 14 de diciembre 2012 |Tlaxcala| Gerardo Orta.- Delegados y representantes del sindicato 7 de mayo acudieron al Congreso del Estado para presentar una propuesta de reforma paralela a la presentada por el Ejecutivo respecto a la Ley de Pensiones Civiles de Tlaxcala.

Después de que el Gobernador, Mariano González Zarur, presentó al Legislativo una reforma a dicha normativa, la lideresa del sindicato 7 de mayo, Guadalupe Rodríguez Guzmán, confió en que los diputados locales no madrugarán a los trabajadores sindicalizados, jubilados y pensionados.

Lo anterior al hacer referencia a que la propuesta del Ejecutivo del estado contiene reformas que lastimarían los derechos ganados por los trabajadores, y que han sido negociados en cada sexenio.

Guadalupe Rodríguez Guzmán remarcó que la reforma del sindicato que agrupa a cerca de 2 mil 500 trabajadores en los tres poderes, se hizo acompañar por 28 mil firmas que piden a los congresistas locales aprobar la reforma planteada por dicha agrupación sindical.

“Yo le pido a los diputados que analicen bien las reformas y pedimos que se apruebe nuestra reforma que fue consensuada con los trabajadores porque los más afectados en la reforma que está presentando gobierno van a ser los trabajadores, nos están quitando todas las cosas que ya tenemos ganadas, las actas que muchas años se firmaron con gobiernos en turno y ahorita solo toman en cuenta la ley de pensiones y no las actas acordadas a lo largo de otros sexenios”, expuso.

La representante del sindicato 7 de mayo recordó que esta organización no participó en las mesas de trabajo que se llevaron a cabo entre la dirección de Pensiones Civiles y el resto de los sindicatos, pues desde hace unas semanas se tenía contemplada la presentación de una reforma paralela a la que envió el mandatario estatal.

Guadalupe Rodríguez Guzmán no descartó la posibilidad de que realicen manifestaciones o movilizaciones en caso de que el Congreso del Estado apruebe la reforma presentada por el Ejecutivo.

Agregó que el sindicato que representa está dispuesto a las negociaciones con el Ejecutivo y los congresistas locales, a fin de obtener una reforma que no lapide los derechos ganados por los trabajadores y en cambio se beneficie a la clase laboral.

“Confiamos en que los diputados analizarán bien las leyes, hemos tenido pláticas con los diputados del PRI e incluso de otras fracciones y no están de acuerdo en que se nos quiten derechos, no son canonjías ni prebendas, (…) No estamos pidiendo limosna o algo que nos regalen, estamos pidiendo que respete lo que tenemos ganado”, concluyó.