Entrega la UAT “La Garza Dorada” a universitarios destacados
3 de diciembre - 2012

Lunes 03 diciembre 2012 |Tlaxcala| Redacción.- El marco del XXXVI Aniversario de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), el Rector, Dr. Víctor Job Paredes Cuahquentzi, entregó el galardón “La Garza Dorada” a distinguidos universitarios que han hecho aportaciones importantes a la Docencia, Investigación, Extensión de la Cultura y Autorrealización.

El ya tradicional galardón entre la comunidad de esta Institución fue entregado, en el rubro de docencia, al Mtro. Antonio Durante Murillo; en investigación, al Dr. Armando Lara Rosano; en extensión de la cultura, a la Mtra. María Andrea Olimpia Guevara Hernández; y en Autorrealización, al Mtro. Ernesto Enrique Vázquez Galicia.

Durante el acto de entrega, enmarcado en la cena de gala de aniversario, organizada por la Fundación UAT, el Dr. Víctor Job Paredes Cuahquentzi acompañado de la estructura directiva de la Universidad y de exrectores de la misma, aseguró que este evento permite renovar lazos de pertenencia, de identidad y de afecto con el proyecto educativo más importante para Tlaxcala, proyecto que se ha engrandecido a lo largo de 36 años, con la aportación de cada uno de los docentes, trabajadores, directivos y exrectores que han tenido el privilegio de direccionar el rumbo de esta Casa de Estudios.

Enfatizó que Xicohténcatl Axayacatzin, capitán de los ejércitos tlaxcaltecas, enarbolaba en su estandarte guerrero la imagen de una garza, razón por la cual esta ave en vuelo se ha constituido como símbolo de valor y libertad y ha sido emblema de la identidad universitaria. Por ello —dijo— la hemos plasmado en este reconocimiento a los universitarios que han sobresalido en el desarrollo de las cuatro funciones sustantivas de nuestra Casa de Estudios.

Aseguró  que hoy, como ayer, estamos frente a escenarios que exigen de los universitarios creatividad y conocimiento, experiencia y practicidad, para cultivar el intelecto, enriquecer la cultura, generar el conocimiento y propiciar una formación integral en nuestros estudiantes, que los lleve a la autorrealización.

La UAT, señaló, es constructora de la historia de Tlaxcala, no es lo mismo ser espectador que ser actor y los universitarios hemos sido actores del cambio sustancial que ha tenido Tlaxcala, aportamos al conocimiento global; podemos advertir cómo nuestra Institución está presente en todas las esferas de actividad y sus docentes e investigadores son un activo importantísimo de nuestra sociedad al formar conciencias,  nutrir con su experticia el intelecto de las nuevas generaciones, aportar innovación al campo del conocimiento y generar una cultura de justicia social.

El Rector de la UAT subrayó que la máxima Casa de Estudios en el estado es una universidad exitosa, porque ha sabido remontar inercias externas y ha sabido caminar por la ruta de la excelencia académica, excelencia que emana de su comunidad y una actitud proactiva ante los retos.

Consideró que en los años recientes, la UAT ha multiplicado y diversificado su actividad gracias al concurso de su comunidad y a la asociación positiva con la sociedad en el estado. Desde la Universidad, sostuvo, hemos y seguiremos aportando para la transformación de Tlaxcala y de México, y la formación de los jóvenes tlaxcaltecas seguirá siendo nuestra principal razón de ser.